Alarma electrónica efectiva, ¿cómo lograrlo? – 3ª parte

Después de hablar de las sirenas y de los sensores, en este tercer artículo analizamos los últimos dos elementos que componen un sistema de alarma: el marcador y el teclado.
Veamos juntos cuál es su uso y algunas sugerencias prácticas que, aunque parezcan triviales, pueden ser fundamentales para proteger el hogar.

El marcador

El marcador es un componente que suele estar muy publicitado, ya que gracias al mismo podemos ser advertidos por teléfono cuando se dispara la alarma. El marcador nos permite estar informados en tiempo real, pero si nos encontramos lejos del lugar amenazado puede que sea necesario avisar a otras personas y/o a la policía.

Cuanta más información proporcione, tanto mayor será su utilidad. De esta manera podemos darnos cuenta de lo que está pasando realmente y entender si es una verdadera emergencia o no.

Por lo tanto, es esencial que el marcador no solo sea programable para avisar a diferentes personas según una secuencia predeterminada, sino que también sea capaz de proporcionar información específica sobre los ambientes, los horarios y el tipo de sensores que han entrado en alarma. Por ejemplo, si hay una tormenta y se recibe un aviso de que se han disparado todos los sensores de vibración de las ventanas a la vez, se puede deducir que probablemente no se trate de una intrusión sino, por ejemplo, del efecto de un fuerte trueno. O bien, si se ha dejado el gato dentro de una habitación y se dispara en repetidas ocasiones solo el sensor de esa habitación, probablemente no se trate de un ladrón, sino de la mascota.

Por el contrario, hay secuencias de avisos que indican claramente que se está produciendo una intrusión. Por ejemplo, si primero se dispara la alarma de los sensores perimetrales, a continuación la de la puerta de entrada y luego la del vestíbulo.

Asimismo hay otra información potencialmente útil que un buen marcador debe ser capaz de proporcionar: por ejemplo, una posible caída de tensión en la red, zonas inactivas, sensores momentáneamente no en contacto con la central, etc.

Desde el punto de vista tecnológico son preferibles los marcadores GSM respecto a los que están conectados a un teléfono fijo, debido a que el cable del teléfono, que por lo general también es visible desde el exterior de la vivienda, podría ser cortado con mayor facilidad.

Ejemplo de un módulo de marcador GSM.

Ejemplo de un módulo de marcador GSM.

El teclado

En el caso del teclado, no solo debe tenerse en cuenta la elección del componente, sino también su colocación. A menudo se ven teclados colocados en el exterior, al lado de la entrada o en una posición en la que el código introducido se puede observar fácilmente, tanto desde lejos con un catalejo o unos prismáticos como por las personas que estuvieran delante al abrir la puerta.

En cambio, el teclado debe colocarse en el interior y en una posición que sea fácilmente accesible por el usuario, pero también que esté fuera de la vista de posibles maleantes.

Obviamente, como siempre que se habla de códigos de acceso es importante utilizar códigos personales, es decir, uno para cada persona que debe usar la alarma, y escogerlos de manera que no sean obvios: ¡mejor evitar las fechas de nacimiento y del día de la boda!

Ejemplo de introducción del código secreto en un teclado tradicional.

Ejemplo de introducción del código secreto en un teclado tradicional.

Ejemplo de introducción del código secreto en un teclado táctil.

Ejemplo de introducción del código secreto en un teclado táctil.

En cuanto a la elección del teclado físico, antes que el aspecto estético hay que tener en cuenta la legibilidad de las teclas y su robustez: mejor evitar teclas que tiendan a desprenderse, desgastarse o a perder el color con facilidad.
En cualquier caso siempre es conveniente cambiar periódicamente el código de acceso utilizado, de lo contrario con el tiempo las teclas que se pulsan repetidamente tienden a adquirir un color y/o un desgaste diferente respecto a las otras, facilitando a los ladrones la posible identificación del código.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ocho + = 9