Pinceladas sobre la seguridad: cuanto más se desconoce la existencia de un sistema de seguridad, más seguro es

Primera regla: decir al menor número de personas posible que en casa tenemos instalado un sistema de seguridad.

Ya hemos hablado otras veces sobre lo importante que es proteger nuestro hogar y nuestros bienes, combinando sistemas de seguridad mecánicos y electrónicos.
Teniendo en cuenta las diferentes funciones de ambos sistemas, es una decisión acertada combinarlos para aumentar el nivel de protección de nuestras propiedades.
Hoy os hablamos de tres productos que impiden que los ladrones sepan inmediatamente desde fuera con qué sistemas de seguridad se van a encontrar.

La tranca

Instalar una puerta de seguridad, realizada con materiales resistentes y de calidad, sin duda aporta un valor añadido para la seguridad de nuestra casa. Del mismo modo, instalar una tranca universal (o más de una) puede ser una excelente alternativa, o una incorporación fundamental a una puerta ya existente, para que el acceso así protegido ofrezca una mayor resistencia a los intentos de descerrajamiento que, por lo general, se llevan a cabo utilizando martillos, palancas u otros instrumentos.
La protección que ofrecen las trancas es especialmente eficaz contra el desquiciamiento y los ataques con golpes de martillo.
Por otra parte, si se aplica en las puertas principales, la tranca añade otra cerradura más, de cilindro europeo, a la que ya está instalada en la puerta. De este modo la apertura con destreza es más complicada, ya que el ladrón tendría que abrir dos cerraduras con funcionamientos diferentes instaladas en el mismo acceso.

El escudo de seguridad

Otra medida para complicar las cosas a los maleantes es instalar un escudo de seguridad en el lado exterior de un cilindro de perfil europeo, ocultando así la marca y el modelo.
El escudo de seguridad, además de proteger de los ataques con taladro y otros instrumentos de descerrajamiento, también sirve para que el posible ladrón, al inspeccionar la puerta antes de realizar el robo, no pueda saber qué modelo de cilindro está detrás del escudo de seguridad.
Esto ayuda a prevenir la apertura con destreza, tanto si se realiza con ganzúa y tensor (picking), como con la llave bump, que el ladrón debe necesariamente fabricar para el modelo específico de cilindro que quiere abrir.
En este contexto también puede ser útil elegir un escudo de seguridad de marca diferente a la de la cerradura y del cilindro.

El antirrobo Viro Mac

Viro M.A.C. es un dispositivo electrónico con un doble sistema de control: detecta tanto los intentos de descerrajamiento (que activan el sensor contra las intrusiones), como las aperturas sin forzar (que separan los contactos magnéticos); además, no activa una sirena que podría alertar a los maleantes, sino que avisa silenciosamente al propietario con un SMS en tiempo real.
El tamaño reducido de este producto lo hace ideal para cualquier tipo de uso y, sobre todo, se convierte en un “guardián invisible”, ya que no puede verse desde fuera.

Conclusiones

Cuando se diseña un sistema de seguridad es conveniente asegurarse de que los distintos componentes estén equilibrados y que no se combinen elementos excelentes con otros de mala calidad (que siempre deben evitarse), especialmente por lo que respecta a la puerta de entrada.
Pero, como ya hemos visto, aún es más importante mantener reservada la información sobre los sistemas de seguridad instalados, para obstaculizar incluso a los ladrones profesionales mejor equipados al no conseguir información sobre los sistemas de seguridad que prevén neutralizar.

Consulta el catálogo de las trancas Viro

Mira los escudos de seguridad Viro

Consulta las características del Viro M.A.C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× dos = 14