5 buenas razones para comprar una caja fuerte de calidad

En el artículo anterior hablamos de una preocupación generalizada que afecta a quien quiere comprar una caja fuerte electrónica: no poder volver a abrirla si se agotan las baterías.
Hoy resumimos cinco buenas razones por las que vale la pena elegir cuidadosamente el producto que va a guardar nuestros bienes, nuestro dinero y nuestros documentos confidenciales, invirtiendo en una caja fuerte de calidad.

  1. Como ya vimos, para evitar la desagradable situación de que las baterías todavía parecen cargadas y unos días más tarde la caja fuerte ya no se puede abrir, es recomendable no comprar productos baratos de importación oriental, ya que por lo general la electrónica de dichos productos detecta que las pilas están bajas solo cuando ya están casi completamente agotadas.
    Una caja fuerte de calidad avisa con mucha antelación cuando las baterías están bajas (por ejemplo, las tarjetas electrónicas de las cajas fuertes Viro avisan al usuario unas 500 operaciones antes de que las baterías se agoten), lo que permite cambiarlas y evitar desagradables sorpresas.
  2. Sin embargo, la existencia de una llave (y, por lo tanto, de una cerradura para la apertura de emergencia) puede ser útil en caso de que no nos haya dado tiempo de cambiar las pilas de nuestra caja fuerte, pero también es un potencial riesgo para la seguridad. De hecho, la cerradura puede ser uno de los puntos que un malhechor puede aprovechar para atacar la caja fuerte. El problema, por supuesto, se reduce si se elige un producto con una cerradura segura, a ser posible provista de protección a prueba de taladro y de desgarro.
  3. Otro posible problema de seguridad que puede surgir si se decide comprar una caja fuerte con llave para la apertura de emergencia es que un malhechor pueda hacerse con una copia ilegal de la llave. Por esto es muy útil que las llaves de emergencia de las cajas fuertes utilicen un perfil patentado de duplicación controlada, de manera que solo se puedan copiar en los centros autorizados, o aún mejor solo en la sede del fabricante, y solo mostrando la tarjeta de propiedad codificada, posiblemente acompañada con la llave original y/o mostrando un documento de identidad del propietario.

    La caja fuerte Viro Privacy también está disponible con cilindro (a prueba de descerrajamiento y de taladro) para la apertura de emergencia y llave de perfil patentado que solo puede ser duplicada por Viro.

    La caja fuerte Viro Privacy también está disponible con cilindro (a prueba de descerrajamiento y de taladro) para la apertura de emergencia y llave de perfil patentado que solo puede ser duplicada por Viro.

  4. La pantalla en una caja fuerte electrónica puede ser muy útil: nos puede proporcionar información como el nivel de carga de las baterías, el archivo histórico de las operaciones realizadas, los recordatorios o incluso, como en algunos modelos Viro, la temperatura y la humedad interna.
    Sin embargo, muchos productos de bajo coste disponen de pantalla sin protección trasera, por lo que los ladrones la pueden forzar desde el interior y crear un espacio para acceder al mecanismo de la caja fuerte; además, las pantallas de las cajas fuertes baratas por lo general solo muestran el código que se introduce. Esta función no es de mucha utilidad, por lo que no vale la pena correr los riesgos que comporta desde el punto de vista de la seguridad.
  5. El último factor, pero no por ello menos importante, es el “factor espesor“. Aunque ambas cajas fuertes tengan las mismas características de fabricación, por lo general una caja fuerte de empotrar bien instalada en la pared es más segura que una caja fuerte de sobreponer (instalada en un mueble), porque es más difícil de extraer o de forzar. Cuando no es posible empotrar una caja fuerte no hay otra solución que elegir un modelo de sobreponer que cumpla ciertos requisitos, como tener una caja de un grosor suficiente para contrarrestar las herramientas de corte y de descerrajamiento. Las versiones de sobreponer de la mayoría de los productos de importación oriental tienen una caja de tan solo 1,5 mm de grosor, que es muy insuficiente para proporcionar una seguridad real.

Mira la gama de las cajas fuertes Viro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ocho − = 7