5 reglas para evitar los robos durante el verano

La temporada más esperada del año ha llegado: el calor, el sol, el mar, tal vez las deseadas vacaciones… ¡y las ciudades casi desiertas!
Por desgracia, se sabe que el verano, junto con las vacaciones tan deseadas como merecidas, trae consigo un aumento en los robos en los hogares. Así es, los ladrones aprovechan estos “días de desolación” para actuar sin ser molestados, o casi.
Teniendo en cuenta la inminente salida para las vacaciones (¡incluyendo la nuestra!), os recordamos algunas precauciones que, de aplicarse, realmente pueden ayudar a prevenir intrusiones no deseadas.
Veámoslas juntos.

  1. La primera regla es, como hemos dicho muchas veces, prestar siempre atención a los gestos que generalmente realizamos automáticamente. En un post anterior vimos que el 34 % de las intrusiones no deseadas en una vivienda se produce a través de una puerta o de una ventana que se ha dejado abierta sin querer. Lo que puede parecer una distracción, un descuido trivial, como olvidarse una ventana abierta, puede convertirse en la ocasión que los maleantes han estado esperando.
  2. La segunda regla es básica y, al igual que la anterior, no solo es válida durante el verano. Siempre es bueno invertir en un sistema de puerta que pueda garantizar la máxima seguridad.
    Adquirir una puerta de seguridad o bien modificar la puerta que ya tenemos para hacer que sea más segura, en primer lugar es un modo para protegerla de los ladrones improvisados?(aquellos que intentan forzar la puerta con palancas, mazos y otros métodos llamados “de fuerza bruta”, y que son la mayoría), sino también una manera de complicar los intentos de los ladrones profesionales, los cuales utilizan técnicas más sofisticadas como el lock picking o la llave bumping.
    En cualquier caso, también los demás puntos de acceso a la vivienda deben garantizar un cierto nivel de protección, ya que no tendría mucho sentido dotarse de una buena defensa en la puerta de entrada y dejar completamente indefensa, por ejemplo, una puerta-ventana en un jardín o en un balcón accesible.

    (Lee aquí cómo proteger todos los accesos a nuestra vivienda)

  3. Si fuera posible, instalar un sistema de alarma electrónico y acordarse siempre de activarlo antes de salir. Puede suceder (ver el punto 1) que tengamos todos los elementos necesarios para proteger nuestro hogar pero que éstos sean completamente inútiles, simplemente porque no están activados.Algunos tipos de alarma electrónica también pueden ser útiles contra los descuidos. De hecho, cuando se activan, los sistemas más avanzados indican qué accesos (ya sean puertas, ventanas, puertas-ventanas o claraboyas) están abiertos.
  4. Otra precaución es dejar una copia de las llaves a alguien de confianza. Es importante que nuestra vivienda no parezca que esté deshabitada. Para asegurarse de que esto no suceda, la persona de confianza recogerá el correo por nosotros (un buzón lleno de cartas y de publicidad es el primer síntoma de que la casa está vacía) y se hará cargo de la vivienda, (por ejemplo, encendiendo algunas luces y/o el televisor, durante breves períodos y en diferentes momentos del día). A pesar de que los ladrones probablemente sepan que los propietarios están fuera de la ciudad, al observar que hay movimiento cotidiano no planificable en la vivienda, no intentarán una intrusión.
  5. Por último, un “problema” más reciente es el de las redes sociales. A través de las redes sociales podemos hacer pública nuestra ubicación e incluso todos nuestros desplazamientos, pero, en términos de seguridad y prevención de robos, esta no es la mejor manera de actuar.

    En nuestra opinión, no hay necesidad de privarse de compartir una imagen de las vacaciones en la web, pero es aconsejable que solo un número restringido de personas puedan verla. Casi todas las redes sociales nos permiten elegir la configuración de privacidad que preferimos.Además, con respecto a la dirección de correo electrónico, no es apropiado activar el mensaje de respuesta automática para todos los correos recibidos, ya que inevitablemente daría conocer a todos que estamos ausentes.

Esperamos que estos consejos os puedan ser útiles y que os permitan salir de vacaciones sin demasiadas preocupaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


9 + = diecisiete