Abrir cajas fuertes y armarios de seguridad con un dedo: el sistema Viro Ram-Touch

Cualquiera que haya visto al menos una serie policíaca sabe que las huellas dactilares son uno de los modos más seguros para identificar a una persona. En efecto, son una característica única de cada persona y no pueden copiarse. Por esto son muy adecuadas para ser utilizadas en el campo del control de accesos, donde también ofrecen la ventaja de estar siempre, literalmente, “al alcance de la mano”.

De hecho, si en las viejas películas las huellas dactilares solo se utilizaban para identificar a las personas presentes en la escena de un crimen, en las más recientes también se usan para permitir la entrada a laboratorios y locales reservados. Para entrar hay que apoyar la mano o el dedo sobre un lector de huellas dactilares, y el malo de turno se las tiene que ingeniar para encontrar la manera de engañar al sistema.

Por una vez, lo que se ve en el cine y se lee en las novelas no es fantasía, sino una tecnología al alcance de todos.

Una de las implementaciones más avanzadas en el campo de la seguridad es sin duda el sistema de lectura de huellas dactilares Ram-Touch, montado en una amplia gama de cajas fuertes y armarios de seguridad Viro.

Cómo funciona el sistema Viro Ram-Touch

Puede accederse al sistema a través de un práctico panel de control situado en la puerta. Para activarlo es suficiente pulsar una tecla y, una vez terminadas las operaciones, se cierra automáticamente para no gastar inútilmente las baterías.

Las huellas dactilares se leen simplemente pasando un dedo sobre el lector. No es necesaria una alineación especialmente precisa del dedo sobre el lector, y no hay que preocuparse si se tiene un ligero corte o abrasión en el dedo, ya que el sistema tolera las pequeñas alteraciones fisiológicas de la piel.

El panel de control del sistema Viro Ram-Touch.

El panel de control del sistema Viro Ram-Touch.

El sistema es especialmente cómodo en todas las situaciones en las que la caja fuerte debe ser utilizada por varias personas, como en una oficina. De hecho, es posible configurar, mediante un sencillo procedimiento, hasta 10 huellas dactilares o hasta 9 códigos numéricos de 3 a 10 dígitos (que ofrecen 10 mil millones de combinaciones posibles).

Si uno de los usuarios tiene la necesidad o el deseo de controlar el uso de la caja fuerte por parte de otras personas, se puede configurar una de las huellas dactilares como “maestra”. Si se configura, la huella “maestra” permite abrir la puerta como las demás huellas, pero además es necesaria para confirmar el borrado o la memorización de otras huellas.

Todas las operaciones de memorización y borrado de las huellas dactilares y de los códigos sólo pueden realizarse con la puerta abierta. Es una medida de seguridad adicional para asegurar que sólo una persona autorizada para abrir la puerta pueda realizar los cambios de las configuraciones.

Todas las operaciones de memorización y borrado de las huellas y de los códigos sólo pueden realizarse con la puerta abierta.

Todas las operaciones de memorización y borrado de las huellas y de los códigos sólo pueden realizarse con la puerta abierta.

Un sistema biométrico de apertura ofrece la máxima seguridad y practicidad, ya que no requiere el uso de una llave ni de un código, sino que simplemente “se abre con un dedo”.

El sistema Viro Ram-Touch ofrece mucho más que esto.

En el próximo artículo analizaremos 10 funciones tecnológicas exclusivas de esta gama de cajas fuertes y armarios de seguridad.

Consulta los detalles técnicos del sistema de apertura biométrico Viro Ram-Rouch

Mira las funciones avanzadas del sistema de apertura biométrico Viro Ram-Rouch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− dos = 5