Aumenta rápidamente la seguridad de tu cortina metálica enrollable con la nueva cerradura acorazada Viro

Las cortinas metálicas enrollables cierran tiendas, garajes y almacenes. Todos estos lugares guardan bienes de valor , por lo que están más sujetos a sufrir robos. La cortina metálica enrollable es la primera barrera de protección y el punto que se ataca con más frecuencia. Por esto reforzarla es el primer paso para una mayor seguridad. Antes de evaluar soluciones más complejas y costosas, quizá sea conveniente pensar en reemplazar la débil cerradura de origen por una cerradura acorazada. Las nuevas cerraduras patentadas y acorazadas Viro Serie 8270 hacen que esta operación sea especialmente simple.

Excepto en casos especiales, las cerraduras instaladas de origen en las cortinas metálicas enrollables son modelos básicos, baratas pero muy poco resistentes. En particular 3 son los puntos débiles:

La caja, que es de fina chapa cortada y doblada.

La caja de las cerraduras comunes para cortinas metálicas enrollables es de chapa delgada.

La caja de las cerraduras comunes para cortinas metálicas enrollables es de chapa delgada.

Los cerrojos, que también suelen ser de chapa doblada, pueden forzarse fácilmente con una palanca, como una alzaprima.

También los cerrojos son muy delgados, y se doblan con facilidad con herramientas de descerrajamiento.

También los cerrojos son muy delgados, y se doblan con facilidad con herramientas de descerrajamiento.

Los cilindros, que no están protegidos y a menudo sobresalen, por lo que son fáciles de atacar con cinceles, martillos, taladros y otras herramientas de descerrajamiento.

Los cilindros de las cerraduras comunes para cortinas metálicas enrollables sobresalen y no están protegidos.

Los cilindros de las cerraduras comunes para cortinas metálicas enrollables sobresalen y no están protegidos.

Las nuevas cerraduras acorazadas para cortinas metálicas enrollables Viro Serie 8270 eliminan estos 3 puntos débiles:

La caja es de acero de espesor aumentado (2 mm)

La caja de la cerradura acorazada para cortinas metálicas enrollables Viro serie 8270 es de acero zincado de espesor aumentado (2 mm).

La caja de la cerradura acorazada para cortinas metálicas enrollables Viro serie 8270 es de acero zincado de espesor aumentado (2 mm).

Los cerrojos son de láminas remachadas de acero macizo y tienen un espesor de 7 mm

Los cerrojos de las cerraduras acorazadas 8210 son de 7 mm de espesor para contrarrestar eficazmente los intentos de forzarlas.

Los cerrojos de las cerraduras acorazadas 8210 son de 7 mm de espesor para contrarrestar eficazmente los intentos de forzarlas.

El cilindro está protegido por un escudo de seguridad a prueba de desgarro equipado con unaplaca rotatoria antitaladro.

Detalle del escudo de seguridad con placa rotatoria antitaladro que protege el cilindro de las cerraduras Viro Serie 8270.

Detalle del escudo de seguridad con placa rotatoria antitaladro que protege el cilindro de las cerraduras Viro Serie 8270.

La placa rotatoria es la solución más eficaz contra el taladro porque no se limita a obstaculizar la penetración de la broca, sino que, al entrar en rotación junto a la broca, le impide que avance, evitando también que los mecanismos internos se dañen, como puede verse en este vídeo. El escudo de seguridad a prueba de desgarro con forma de tronco de cono redondeado resiste a los ataques de las herramientas de descerrajamiento, incluido el método del “tubo de obra”, muy utilizado contra los normales defender.

El escudo de seguridad a prueba de desgarro de la cerradura Viro 8270 tiene forma troncocónica para que no pueda ser aferrado con tubos u otras herramientas de descerrajamiento.

El escudo de seguridad a prueba de desgarro de la cerradura Viro 8270 tiene forma troncocónica para que no pueda ser aferrado con tubos u otras herramientas de descerrajamiento.

Toda la cerradura está protegida por una placa de acero de 2,5 mm de espesor fijada en la parte exterior, para proteger la chapa de la cortina metálica que queda entre el cuerpo de la cerradura y la placa, formando así un “sandwitch” sumamente resistente que hace muy difícil arrancar la cerradura.

La cerradura acorazada Viro Serie 8270 provista de placa de protección. La chapa de la cortina metálica enrollable queda protegida entre la caja y la placa de protección para formar un conjunto sumamente resistente.

La cerradura acorazada Viro Serie 8270 provista de placa de protección. La chapa de la cortina metálica enrollable queda protegida entre la caja y la placa de protección para formar un conjunto sumamente resistente.

La seguridad puede aumentarse aún más eligiendo el cilindro adecuado. La cerradura puede alojar cualquier cilindro de perfil europeo, también de alta seguridad. Así pues se puede elegir el modelo más adecuado a cada necesidad. Se puede utilizar tanto un medio cilindro, si se tiene que abrir y cerrar solo desde el exterior, como un doble cilindro, si también se tiene que abrir y cerrar desde el interior.

Las cerraduras Viro Serie 8270 pueden montar cualquier cilindro o medio cilindro de perfil europeo, y permiten cualquier masterización (crear sistemas de llave maestra con otros cilindros existentes).

Las cerraduras Viro Serie 8270 pueden montar cualquier cilindro o medio cilindro de perfil europeo, y permiten cualquier masterización (crear sistemas de llave maestra con otros cilindros existentes).

Reemplazar una cerradura estándar instalada de origen por la nueva cerradura acorazada Viro es muy fácil, porque la distancia entre ejes de las perforaciones de fijación es la misma que la mayoría de los modelos. Por lo tanto no es necesario taladrar nuevos orificios en la cortina metálica enrollable, sino simplemente ensanchar los ya existentes para poder utilizar los tornillos de fijación antitaladro con cabeza a prueba de desgarro (suministrados), de 6 mm de diámetro, frente a los 5 mm de diámetro que se suelen utilizar. La única operación que se ha de hacer en la cortina metálica enrollable es ampliar el orificio de paso del viejo cilindro, necesario para alojar el nuevo escudo de seguridad. Para simplificar la operación está disponible un accesorio que guía la broca de corona en la posición exacta, como se puede ver en este video.

La compatibilidad entre la nueva y la vieja cerradura también está garantizada por el hecho de que las cerraduras Viro Serie 8270 están disponibles tanto en versión con doble cerrojo, para el montaje en posición central, como con cerrojo simple, para el montaje en posición lateral, a izquierda o derecha indistintamente.

Con la nueva cerradura acorazada Viro, aumentar la resistencia de una cortina metálica enrollable es especialmente simple y eficaz . Una excelente cerradura es el primer paso para mejorar la seguridad de su tienda, almacén o garaje.

La cerradura Viro Serie 8270 montada. En el exterior pueden verse: la placa de protección, el escudo de seguridad y la placa antitaladro.

La cerradura Viro Serie 8270 montada. En el exterior pueden verse: la placa de protección, el escudo de seguridad y la placa antitaladro.

Consulta el catálogo de las cerraduras acorazadas para cortinas metálicas enrollables Viro Serie 8270

Mira el vídeo de instalación de las cerraduras acorazadas para cortinas metálicas enrollables Viro Serie 8270

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


6 − cuatro =