Cadenas y candados: el Super… Morso

Cuando se habla de resistencia y calidad de los productos de seguridad comerciales en el mercado, las preguntas más frecuentes de los lectores son: “¿Cuáles son las características que distinguen a sus productos?”, “¿Por qué tendríamos que preferir Viro a un producto más barato?”.
Una vez más, respondemos mostrando los resultados de algunas pruebas de resistencia que hemos realizado en nuestros candados con cadena y en sus imitaciones, que son los típicos antirrobos para bicicletas y scooters.

En artículos anteriores valoramos los resultados de las pruebas de corte y golpes de mazo en un producto Viro Morso y en un producto de imitación, ambos ya sometidos a 40 horas en niebla salina.

En el último artículo dedicado a las comparaciones entre los productos Viro y sus imitaciones, vimos que solo los originales Viro Morso y Supermorso habían superado la prueba de resistencia a la niebla salina con la máxima puntuación.
Hoy completamos el análisis comparativo mostrando que el Viro original tiene todas las características técnicas para no temer las pruebas de resistencia realizadas en el laboratorio. No podemos decir lo mismo del producto de importación.
Veamos en el siguiente vídeo cómo reaccionan el Supermorso y su imitación de procedencia oriental a las pruebas de corte y golpes de mazo.

Los habíamos dejado así después de la prueba en niebla salina

La prueba de corte

En este primer vídeo podemos ver que la cadena del producto Viro, templada y cementada, resiste bien al intento de corte realizado con una sierra para metales.

No reacciona tan bien la cadena de la copia de importación oriental, hecha de simple hierro y sin tratar térmicamente.

En este último vídeo podemos ver en detalle ambos eslabones después de la prueba de corte: el primero, el Viro original, intacto; el segundo, cortado.

La prueba de los golpes de mazo

Esta prueba mide la resistencia de los candados: el candado Supermorso Viro y el de imitación.

Veamos cómo reaccionan ambos candados cuando se introducen en una herramienta que reproduce los golpes dados de arriba abajo, desde una altura de 1 m con un peso de 3,05 Kg, como si se tratara de un mazo que intenta romper el punto de unión entre el vástago del candado y la cadena.

Prueba realizada al Supermorso Viro:

Prueba realizada al producto de imitación:

Después de esta prueba podemos confirmar que el producto Viro sufre algún daño solo en la cubierta exterior de nylon, que no influye en lo más mínimo en el funcionamiento del candado.
En cambio, después de tan solo 2 golpes, el candado de imitación sufre daños que afectan a su funcionamiento y, después de 5 golpes, está completamente abierto.

Fotografía comparativa después de la prueba de resistencia a los golpes.

Fotografía comparativa después de la prueba de resistencia a los golpes.

Conclusiones

Una vez más podemos afirmar que los productos Viro, gracias a la selección de materiales más resistentes y a los tratamientos químicos y térmicos de alta calidad, son mucho más resistentes y duraderos que las imitaciones baratas comerciales presentes en el mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ uno = 8