candado anti napoleon, candado anti napoleón, candado anti cizalla, candado resistente, seguridad arco candado, seguridad vástago candado, candado de seguridad

CANDADO ANTI NAPOLEÓN: Todo lo que debe tener

Candados de arco, de vástago, de combinación, monobloque o para cadenas: en el mercado existen diferentes tipos de candados anti napoleón y con ellos una gran cantidad de funciones para la protección y la defensa de armarios, bicis, contenedores y cortinas enrollables.

Pero, ¿Qué características debe tener un candado para impedir que un malintencionado pueda abrirlo?

Para poder dar una respuesta eficaz es esencial conocer tanto las técnicas más comunes de los ladrones para abrir y forzar los candados como las herramientas empleadas.

Hoy, veremos una de las técnicas más usadas es decir, el corte del arco o del vástago con cizallas, cortadores, o un napoleón. De ahí, veremos las características che un candado debe tener para impedir tal cosa.

A pesar de que la cerradura también es una parte muy sensible (siempre y cuando el cilindro es débil) para este tipo de robo, el talón de Aquiles es el arco/vástago.

Tal y como demostrado en este vídeo, es el arco que acaba siendo cortado y que por ello, permite la abertura del candado.

Las características del candado anti napoleón:

Entre las características indispensables, en un arco (o un vástago) resistentes encontramos:

1. Las dimensiones y el espacio útil

Está claro que cuanto más espacio libre entre el arco y el cuerpo del candado, más fácil será introducier herramientas como cizallas, cortadores de alambre o un napoleón para cortar el arco. Es por esta razón que los candados de arco largo se recomiendan solo cuando los dos puntos de fijación están distantes entre sí y no permiten la aplicación de otros tipos de candados. Antes de finalizar la compra, te invitamos a verificar las dimensiones y el espacio útil del arco (en el caso del candado con arco) o el espacio útil bajo el vástago (en el caso de candado con vástago), evaluando, en función de las características específicas de los puntos de fijación, el candado que mejor se adapta a ellos.

Candado_de_arco_anti_corte
Espacio útil del arco 
F x C
Candado_de_vástago_anti_corte
Espacio útil del vástago
F x C

2. El espesor

Al comprar un candado, para evitar un posible intento de corte, siempre es bueno cerciorarse de que el grosor del arco / vástago sea suficiente para proporcionar una adecuada resistencia al corte. De hecho, cada candado tiene características diferentes y específicas según la función que pretende desempeñar. Sin embargo, un buen grosor, dependiendo de si se trata de candado de arco o de vástago, oscila entre 8 y 13 mm de diámetro. Se trata, obviamente, de medidas indicativas a las cuales se deberán agregar todas las otras características que contribuyen a hacer que el candado sea más resistente. 

3. El material de construcción y los tratamientos

En cuanto al arco, la parte más expuesta a los posibles ataques, el mejor material es el acero endurecido y templado. El enfriamiento, de hecho, aumenta la resistencia mecánica y consiste en llevar el metal a altas temperaturas para luego enfriarlo rápidamente. El endurecimiento de la superficie o su enriquecimiento con carbono, por otro lado, mejora la resistencia al corte.

Incrementar la seguridad del arco de un candado:

  • Disminuyendo el espacio entre arco y cuerpo

Tal y como se especifica en el primer punto, sería mejor no comprar un candado con un arco excesivamente largo que deje libre más espacio de lo debido donde se pueden insertar cortadores de alambre, levas o herramientas de robo. Un napoleón, de hecho, es más efectivo cuanto más largos son sus brazos, pero, para ejercer el efecto de palanca, deberá abrirse lo suficiente como para rodear el arco o el vástago a cortar. Si, por lo tanto, el diámetro a cortar obliga al ladrón a usar un napoleón grande, sin embargo, la cabeza del mismo no podría caber en el espacio libre debajo del arco o el vástago del candado, imposibilitando de esta manera la operación.

Si fuera imposible utilizar candados con arco o vástago de cierre de una dimensión ideal respecto al punto de fijación, sugerimos, antes de cerrar el candado, que introduzcas algunas tuercas o arandelas de acero (posiblemente templado) de un diámetro justo por encima del diámetro del arco o del vástago alrededor del punto de cierre, de modo que no quede espacio vacío y para evitar que alguien pueda aprovecharlo para abrir tu candado. Te mostramos un buen ejemplo:

Candado_anti_napoleon
Un ejemplo de Candado cilíndrico Viro de seguridad con arandelas y tuercas que reducen el espacio para insertas herramientas de corte (Venezuela)
  • Incrementando la resistencia a la corrosión

Como hemos visto en el video, los candados más oxidados y corroídos son más vulnerables y se cortan más fácilmente. Por lo tanto, la resistencia de un candado a los intentos de robo es tan importante como la durabilidad del producto en el tiempo. Además del endurecimiento y el enfriamiento, por lo tanto, la resistencia a la oxidación se obtiene con los tratamientos químicos de revestimiento de cobre, para fijar mejor los subsiguientes pasos de revestimiento de níquel y cromado en la superficie, es decir, aquellos que confieren resistencia a la corrosión.

¡Descubre la gama de candados Viro anti napoleón en nuestra página Web!

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *


7 × = venti otto