Un sencillo consejo para mejorar la seguridad de cualquier candado

Incluso el mejor candado pierde su eficacia si se ancla a puntos de fijación que son más débiles que el propio candado. En este caso un posible ladrón atacará el punto de fijación, por lo que la presencia del candado es, simplemente, inútil.

Por lo tanto, una forma sencilla de aumentar la seguridad de un candado es mejorar la resistencia de sus puntos de fijación. Por este motivo los principales productores de candados también proporcionan una amplia gama de accesorios de fijación aptos para cada tipo de necesidad.

Sin embargo, a menudo podemos ver candados -incluso de buena calidad- unidos a sencillas hembrillas, a pestillos de chapa o a otros soportes que ofrecen una resistencia muy débil frente a un ataque. Obviamente es una clara contradicción: también para los candados es válida la regla general de todos los sistemas de seguridad, es decir, la resistencia global viene dada por la resistencia del eslabón más débil de la “cadena”, no por el más fuerte.

Un buen punto de fijación no solo debe ser resistente a las posibles agresiones, sino que también debe integrarse del mejor modo posible con el candado para reducir al mínimo el espacio libre que los maleantes aprovechan para forzar el candado con herramientas de descerrajamiento o de corte. Por lo tanto, los candados y los accesorios de fijación deberían elegirse juntos y ser posiblemente de la misma marca, para que se integren del mejor modo posible entre sí.

Los “indispensables” Viro

Viro produce diferentes tipos de accesorios de fijación, los “Indispensables”, que cubren todas las situaciones posibles de uso:

  • Los “ojales fijos” están indicados para ser utilizados en puertas y portones. Para la máxima comodidad y seguridad se pueden combinar con un candado de doble vástago de cierre. De esta manera es posible, por ejemplo, abrir un solo vástago de cierre y dejar el candado fijado con el otro vástago.
    occhioli-fissi
  • Los “ojales móviles” pueden utilizarse como los fijos, pero tienen la ventaja añadida de compensar las posibles deformaciones de las hojas batientes a las que están fijados. Por lo tanto se recomienda usarlos, por ejemplo, en puertas y portones de chapa que se dilatan o contraen con los cambios de temperatura.
  • occhioli-mobili

  • Las “horquillas de anclaje” son indicadas para cerrar cancelas enrejadas u otros tipos de perfiles. Por lo tanto, son una alternativa más cómoda y segura a la cadena con varias vueltas que se ve en tantas cancelas.
    cravatte

Los “Indispensables” Viro, a diferencia de muchos ojales y anillos de simple hierro que se suelen encontrar en el mercado, son de acero cementado, templado y zincado, para proporcionar una resistencia comparable a la del arco y del vástago de los candados Viro, también en consideración su considerable tamaño.

Sus dimensiones han sido estudiadas para adaptarse a la perfección a los candados acorazados Panzer y Monolith.

Con estos mismos principios Viro también realiza los anillos de fijación para cortinas metálicas enrollables, que se utilizan con candados para cortinas metálicas o con grupos de fijación.

El grosor de las argollas para cierres metálicos enrollables ha sido estudiado para no dejar al descubierto el vástago del candado.

El grosor de las argollas para cierres metálicos enrollables ha sido estudiado para no dejar al descubierto el vástago del candado.

Las cadenas

Si el candado se utiliza con una cadena, obviamente el punto de fijación está constituido por los eslabones de la cadena. También por este motivo es importante elegir una cadena de calidad siguiendo los consejos que ya hemos visto en un artículo anterior.

Los portones de las furgonetas

Los consejos que hemos dado hasta ahora también pueden aplicarse a los candados usados ??para cerrar las puertas y los portones de los vehículos comerciales.

Un ejemplo de puntos de fijación artesanales que no ofrecen una protección adecuada para el candado ni una alta resistencia a las agresiones.

Un ejemplo de puntos de fijación artesanales que no ofrecen una protección adecuada para el candado ni una alta resistencia a las agresiones.

En este caso, sin embargo, la mejor solución es optar por una cerradura adicional específicamente estudiada para este propósito, como la Viro Van Lock. De este modo se obtiene la máxima seguridad y también la máxima comodidad, ya que el Viro Van Lock no estropea la carrocería, es más cómodo de abrir respecto a un candado y se cierra simplemente por empuje.

La cerradura adicional para furgonetas Viro Van Lock ofrece una mayor seguridad y comodidad en comparación con un candado común.

La cerradura adicional para furgonetas Viro Van Lock ofrece una mayor seguridad y comodidad en comparación con un candado común.

Conclusión

A menudo el punto débil de un candado no forma parte del mismo candado, sino que radica en los puntos de fijación. Es un aspecto que no siempre se tiene en cuenta durante la compra. Recordad esto la próxima vez que tengáis que elegir un candado.

Consulta las características técnicas de los “indispensables” Viro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


seis + 3 =