Candados y cadenas: ¿cuál es el eslabón más débil?

Si nos seguís desde hace algún tiempo, os habréis dado cuenta de que uno de los temas más importantes para nosotros es la calidad, entendida como la resistencia real de los productos a los ataques de los maleantes y como fiabilidad con el paso del tiempo. El consejo es siempre el mismo: invertir en la seguridad y no renunciar a ella para ahorrar un poco de dinero: así es, el valor de los bienes expuestos a riesgo siempre es muy superior al dinero que se cree ahorrar.
A propósito de la calidad, se han realizado algunas pruebas en nuestro laboratorio para evaluar la resistencia de los productos Viro respecto a otros productos presentes en el mercado.

Hoy os proponemos el vídeo de una de las pruebas realizadas.
Comparamos el candado con cadena para bicicletas Viro Morso con una copia de origen oriental aparentemente parecida y, obviamente, más barata.

morso-vs-copia

La prueba que presentamos en el primer vídeo muestra cómo se comporta el producto de importación oriental al ser sometido a una prueba en niebla salina, colocándolo en una herramienta que reproduce los impactos desde una altura de un metro, de arriba abajo, con un peso de 3,05 kg. El objetivo es simular un ataque por parte de un maleante, que intenta robar una bicicleta utilizando un martillo para romper el punto de unión entre el vástago de cierre del candado y la cadena.

En este segundo vídeo se puede ver el candado con cadena Viro Morso, el único original made in Italy, después de ser sometido a la misma prueba en niebla salina. Como puede verse, el resultado es muy diferente.

En el primer caso, el producto de imitación (con cuerpo de aleación de zamak y “coraza” no de acero cementado y templado) se parte después de tan solo 3 impactos, y deja salir el vástago de cierre liberando así la cadena; en el segundo caso, el original Viro (con cuerpo de latón macizo, protegido por una coraza de acero cementado y templado) sometido a 5 golpes, pierde solo la cabeza del vástago justo en el punto previsto de rotura programada, de modo que el candado quede cerrado y no se pueda aferrar la parte restante del vástago para extraerla. El candado no se abre y la cadena permanece anclada al vástago de cierre.

Comparación del candado Morso Viro con el candado de imitación después de la prueba de resistencia a los impactos.

Comparación del candado Morso Viro con el candado de imitación después de la prueba de resistencia a los impactos.

Conclusiones

Siempre ha sido el destino de los productos de éxito tener que asistir a la proliferación de imitaciones, a menudo muy similares al original, pero solo en apariencia…
En un artículo anterior ya comparamos el candado Viro Morso con una copia para encontrar las diferencias visibles a simple vista. Entonces llegamos a la conclusión de que, gracias a los materiales resistentes y a las técnicas de fabricación precisas, junto a tratamientos químicos y térmicos específicos, el producto Viro made in Italy ofrece una mayor seguridad y duración.
Después de haber grabado el resultado de estas pruebas podemos confirmar que, como ya nos sugería una atenta mirada, que el candado Viro Morso es más resistente.
Si queréis proteger vuestra bicicleta (o cualquier otra posesión de valor) comprobad siempre que el artículo que vais a comprar esté bien hecho y no solo que sea barato, elegid productos italianos (made in Italy) y marcas que, desde siempre, son sinónimo de calidad.

“Una cadena es tan fuerte como lo es su eslabón más débil” cit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 3 = cuatro