Cinco cosas que debes saber antes de comprar o cambiar una cerradura eléctrica

Los cerrajeros las conocen bien, porque son una de las causas más frecuentes que requieren su intervención. Hablamos de lascerraduras eléctricas que cierran cancelas peatonales, puertas y portones de acceso. Son cómodas y seguras, pero muy a menudo también son una fuente de problemas. Problemas que en gran medida se pueden evitar eligiendo una cerradura eléctrica con estas características:

1. Doble bobina

Una de las causas más comunes de mal funcionamiento de una cerradura eléctrica es una avería en la bobina que controla el expulsor. Por ello las mejores cerraduras están equipadas con una doble bobina que, al distribuir uniformemente la carga, garantiza gran fiabilidad en el tiempo.

Las cerraduras Viro están equipadas con doble bobina que garantiza una mayor duración.

Las cerraduras Viro están equipadas con doble bobina que garantiza una mayor duración.

2. Expulsor separado del pestillo

El expulsor separado permite que la cerradura tolere variaciones en la alineación vertical de incluso ± 7 mm, contra los ± 3,5 mm de las cerraduras con expulsor integrado en el pestillo. Esto garantiza el correcto funcionamiento incluso después de dilataciones o retracciones derivadas de los cambios de temperatura (en caso de portones o cancelas metálicas) o de la humedad (en caso de portones de madera), incluso cuando el desgaste de las bisagras tiende a desalinear la cerradura y el recibidor metálico.

En las cerraduras Viro el expulsor separado del pestillo tolera una mayor desalineación.

En las cerraduras Viro el expulsor separado del pestillo tolera una mayor desalineación.

3. El recibidor metálico de altura regulable

Con el tiempo y el desgaste de las bisagras, la cerradura y el recibidor metálico tienden a desalinearse, dificultando el cierre hasta hacerlo imposible. Por esto es importante tener un recibidor metálico de altura regulable, que permite contrarrestar los posibles movimientos verticales .

En las cerraduras Viro el recibidor metálico regulable permite contrarrestar una desalineación.

En las cerraduras Viro el recibidor metálico regulable permite contrarrestar una desalineación.

4. El pulsador de latón

El pulsador permite que, en salida, se pueda abrir desde el interior incluso sin impulso eléctrico remoto y, por lo tanto, también sin electricidad. Es preferible que sea de latón que de plástico, porque no se decolora, no se agrieta y no se rompe. Por consiguiente, tiene una duración mucho mayor.

5. Fuerza de cierre regulable

Las puertas, los portones y las cancelas no son todas iguales. Los hay que son pesados y requieren un expulsor con un resorte más duro, mientras que otros son ligeros, para los cuales se puede utilizar un expulsor con un resorte más blando que requiere menos esfuerzo para cerrar. Las mejores cerraduras tienen la posibilidad de modificar la dureza del resorte del expulsor a través de simples ajustes internos.

En las cerraduras Viro el esfuerzo de cierre se puede ajustar simplemente quitando un anillo.

En las cerraduras Viro el esfuerzo de cierre se puede ajustar simplemente quitando un anillo.

Si estás batallando con una cerradura eléctrica que te da problemas, vale la pena considerar la idea de cambiarla por otra que tenga las citadas características. Lo mismo sucede si tienes que comprar una cerradura para una nueva instalación, porque es mejor empezar con buen pie. No nos olvidemos de que una buena cerradura eléctrica debe tener todos los requisitos de calidad de una cerradura de sobreponer, que ya vimos en un artículo anterior y, al igual que una cerradura de sobreponer manual, debe elegirse teniendo en cuenta la entrada, el cilindro exterior y el sentido de apertura de la puerta.
Consulta el catálogo de las cerraduras eléctricas Viro
Mira lo que pasa dentro de una cerradura eléctrica cuando se presiona el pulsador

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


cinco × = 45