Cinco razones por las que una cerradura anticorrosión es más adecuada para mantener la seguridad (2)

En el post anterior describimos los tres primeros puntos de las “5 razones” mencionadas en el título. Esta semana describimos otros dos puntos.

Seguridad en peligro sin que sea evidente

Además de evitar los problemas obvios que se derivan de una disminución de la seguridad o de la ruptura completa del sistema, los candados anticorrosión también son más resistentes en otras situaciones menos evidentes. Cuando una cerradura comienza a dañarse es más vulnerable al lock picking o a la llave bumping, que son las técnicas de apertura con destreza más habituales.

Si un candado no es a prueba de corrosión, aunque sea más probable que un atacante intente romperlo o anularlo mediante la fuerza bruta, también existe un gran riesgo de que lo abra fácilmente con destreza. Así es, cuando un sistema de seguridad se debilita debido a los agentes atmosféricos, toda la protección del mecanismo queda anulada. Los pistones pueden quedarse en el fondo de sus orificios de deslizamiento porque los muelles desgastados dejan de empujar los pistones de manera correcta. Así pues, prácticamente no se requiere ninguna habilidad para abrir el candado de manera ilícita.  Este tipo de problema no es fácil de detectar por el usuario, aunque utilice diariamente el candado. La única manera de estar seguro de que la seguridad del candado no va a disminuir con el paso del tiempo es invertir en candados resistentes, también a los agentes atmosféricos.

Candados Viro Serie "Mar"

Candados Viro Serie “Mar”

Larga duración

Nada dura para siempre y casi todos los candados necesitan algún tipo de mantenimiento con el paso del tiempo, pero con un candado anticorrosión se puede extender su duración. Además, la frecuencia con la que se debe intervenir en el mecanismo es mucho menor. Cuanto más tiempo dura un candado, más tiempo dura la seguridad.
Los mismos factores que aumentan la resistencia a los agentes atmosféricos de un candado también sirven para aumentar la resistencia general de los sistemas de seguridad mecánicos. Y, por esta razón, todo el sistema de cierre resistirá mejor a las agresiones de las inclemencias atmosféricas.

Conclusiones

Si sabes reconocer un candado de calidad, vas por el buen camino para obtener una mayor seguridad. Pero si quieres mantener ese nivel de protección, deberías asegurarse de que el candado sea a prueba de corrosión.

Asegúrate de que “tu seguridad” resista al calor y que a la vez pueda estar “al frío” en los meses invernales.

Este artículo ha sido publicado por cortesía del autor Ralph Goodman (haz clic aquí para leer otros artículos del mismo autor).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× 6 = cincuenta cuatro