¿Cómo elegir un candado? Reconocer la calidad en tres capítulos (I)

En el último artículo os presentamos los candados Viro Serie Mar, los cuales están diseñados y fabricados para resistir a las condiciones ambientales más severas. A la hora de elegir un candado de seguridad son muchos los elementos a tener en cuenta, como el uso al que está destinado o el contexto ambiental. Pero el primer paso siempre es comprobar la calidad del producto. ¿Cómo podemos reconocerla?

Existen algunas características esenciales que un candado ha de tener para resistir durante mucho tiempo y ofrecer una protección real. Veámoslas juntos.

Un candado acorazado Viro Panzer.

Los materiales

Como dijimos en el último artículo, existen muchos factores atmosféricos que pueden estropear un candado hasta dejarlo inutilizable. Por lo tanto, se aconseja informarse sobre los materiales de fabricación para no dejarse “engañar por las apariencias”. A primera vista, especialmente para aquellos que no son del sector, podrían pasar inadvertidas algunas diferencias sustanciales sobre los materiales de fabricación.
El cuerpo del candado debe ser de latón o de acero templado, y nunca de simple hierro ni de aleaciones económicas que no ofrecen la suficiente resistencia a los golpes y al corte.
Ahora os mostramos un breve vídeo extraído de Youtube y grabado por un cerrajero americano (un locksmith especializado), en el que se puede ver un candado aparentemente con cuerpo de latón pulido pero que, una vez cortado, se descubre que es de aleación de zamak (zinc y aluminio) latonada, mucho más económica pero bastante menos resistente que el latón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ ocho = 17