Cuando la cerradura se atasca y la llave ya no entra o no gira (2° Parte)

Si la cerradura se ha bloqueado y la llave se ha quedado atascada o se ha roto en su interior, quizas deberías leer el artículo anterior al siguiente enlace. Si en cambio, el problema corresponde a uno de los que mencionamos a seguir, entonces estás en el lugar adecuado. Tal y como prometimos, hoy averiguaremos cómo solucionar los tres inconvenientes que dejamos atrás la semana pasada:

  • Hay una llave insertada al otro lado de la puerta
  • El cilindro se ha estropeado
  • El cilindro se ha oxidado

Si te has dejado una llave insertada al otro lado de la puerta

Desafortunadamente, en este caso, si no hay una persona al otro lado que pueda extraer la llave, deberás llamar a un cerrajero profesional. Puede que al final de la operación, debas cambiar o volver a comprar la cerradura, debido al hecho de que ya no está en condiciones para cumplir con su deber de seguridad. Para evitar que una situación incómoda como esta se vuelva a repetir, nuestra sugerencia es la de optar por cilindros con función de emergencia (como los cilindros Viro de la serie 700) o friccionados (como los Viro Palladium) que permiten la apertura desde el exterior, aun si en el interior nos hemos dejado la llave puesta. Para quien estuviera interesado en este tipo de cilindros, habíamos hablado de ellos en  He cerrado la puerta con la llave puesta por dentro. Y ahora, ¿Cómo entro? .

Si el cilindro se ha estropeado

El cilindro puede haber sido forzado por un malintencionado o bien puede ser un poco anticuado y, con el tiempo y el uso, podría haber sufrido alteraciones en su estructura que ya no permiten su apertura.

También se puede uno encontrar ante esta situación si ha introducido la llave equivocada en el cilindro, convencido de que fuera la apropiada. En estos casos, lamentablemente, los consejos escasean y el único válido es el de toda la vida, “Llama al experto”, ya que es probable que para abrir la puerta sea necesario taladrar o partir el cilindro.

Si el cilindro ha acumulado polvo o se ha oxidado en su interior

Si la llave se ha quedado atascada, no gira y no logras ni insertarla, cuidado con el aceite; no es la solución. Los lubricantes de base oleosa, de hecho, a pesar de que en un principio podrían solucionar el problema, suelen retener la suciedad ya presente en el interior del mecanismo del cilindro e incluso a fijarla más. Para estos casos, la mejor opción es usar lubricantes a base de grafito. El objetivo es el de distribuirlo por toda la superficie, en la llave y en el interior del cilindro. En alternativa, hay soluciones apropiadas que han sido diseñadas para desincrustar y quitar la suciedad. Se trata de lubricantes en formato espray de base sintética y con acción antidesgaste y antifricción. Con frecuencia, dichos esprays, suministrados con boquilla, permiten esparcir el producto de manera uniformada en la superficie.

Llegamos al final de este artículo, pero esperamos que si, desafortunadamente, te encuentras en una de las situaciones descritas, puedas dar con una solución para desbloquear tu cerradura y volver a usarla como antes. Si no fuera así, talvez haya llegado el momento de llamar a un experto, mientras que si conoces otras soluciones válidas, siéntete libre de darnos tus sugerencias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× 9 = setenta dos