En internet hay vídeos en los que se abren cerraduras y candados con gran facilidad… ¿de verdad es así?

Abrir una cerradura sin romperla es posible, y muchos vídeos en internet lo demuestran. Al verlos se diría que es una operación muy fácil. Pero para evitar dejarse impresionar, hay que tener presente que en la realidad las cosas son mucho más complejas.En primer lugar abrir una cerradura con destreza con la técnica del lockpicking no es nada fácil. Por este motivo quien consigue hacerlo a menudo está orgulloso de sí mismo, se graba y sube el vídeo a internet. Porque es una actividad que requiere una gran habilidad, como saltar del trampolín o tocar el violín. Se puede aprender, pero requiere aplicación, estudio, dedicación y mucha práctica. No es algo que se pueda improvisar y no es una habilidad muy extendida, tanto es así que menos del 5% de los robos se realizan con estos métodos. El tanto por ciento restante de los robos se produce pasando por aberturas que se han dejado abiertas o descerrajando puertas y ventanas por la fuerza.
En segundo lugar, si miramos atentamente estos vídeos vemos que en la mayoría de casos las cerraduras o los cilindros se sostienen con la mano, bien iluminados por una luz directa, y quien hace el lockpicking está situado en un entorno tranquilo y silencioso, como un en despacho.

Abrir una cerradura sosteniéndola con la mano es mucho más fácil que hacerlo cuando la cerradura está montada.

Abrir una cerradura sosteniéndola con la mano es mucho más fácil que hacerlo cuando la cerradura está montada.

De esta manera el ladrón puede oír el ruido que hacen los pistones internos al alinearse y puede mover el candado a su antojo. El lockpicking está favorecido por 3 condiciones: silencio, tranquilidad e iluminación adecuada. Otra cosa muy diferente es abrir un candado o un cilindro en una situación real, donde no es posible sostenerlo y moverlo como se desee, y donde hay ruidos y elementos incordiantes. Y, si se trata de un candado, tal vez se tiene que trabajar en una posición muy incómoda. Por ejemplo los candados de las cortinas metálicas enrollables están fijados al suelo, mientras que en otras aplicaciones a menudo están bloqueados por anillos de anclaje o por cadenas.
En el caso de los candados para cerrar bicicletas y motocicletas, lo más fácil y eficaz que se puede hacer para prevenir el picking es colocarlos de manera que no se puedan aferrar fácilmente, que no se muevan con facilidad y que no pueda accederse inmediatamente a la cerradura. Como indica el sentido común, es recomendable no estacionar el vehículo en lugares oscuros, con poco tránsito y donde un ladrón puede actuar sin ser molestado.
Estos consejos no se pueden aplicar a las cerraduras de los inmuebles. En este caso las contramedidas pueden ser de tres tipos:

  • utilizar en las puertas diferentes cerraduras, que requieren diferentes habilidades para intentar forzarlas
  • combinar una cerradura mecánica con una alarma electrónica que avise de los intentos de descerrajamiento, como en la nueva Tranca Universal Electrónica Viro
  • utilizar cilindros resistentes al lockpicking

Los factores que determinan la resistencia de un cilindro al lockpicking

El lockpicking consiste en alinear manualmente los pistones dentro del cilindro, como sucede cuando se introduce la llave. De este modo se puede girar el tambor y abrir la cerradura.

En el lockpicking cada pistón se alinea con la ganzúa.

En el lockpicking cada pistón se alinea con la ganzúa.

Número de pistones

Así pues, dado que hay que alinear uno por uno los pistones, cuanto mayor sea el número de pistones más difícil será abrir con destreza un cilindro. Los mejores cilindros Viro tienen 7 pistones, mientras que los modelos básicos tienen solo 4.

La forma de los contrapistones

La forma de los contrapistones puede diseñarse para que contrarreste la acción de la ganzúa. Los candados y los cilindros Viro tienen, por ejemplo, contrapistones en forma “de seta” (con la cabeza y la base más grande que el cuerpo cilíndrico). De este modo, bajo el empuje de la ganzúa tienen a encastrarse entre el cuerpo y el tambor del cilindro, lo que hace especialmente difícil el lockpicking.

Los contrapistones con formas diferentes de la cilíndrica tienden a encastrarse cuando son maniobrados con la ganzúa, obstaculizando así el lockpicking.

Los contrapistones con formas diferentes de la cilíndrica tienden a encastrarse cuando son maniobrados con la ganzúa, obstaculizando así el lockpicking.

Precisión en el proceso de fabricación

El lockpicking aprovecha las pequeñas imprecisiones del proceso de fabricación para “encontrar” la correcta posición de los pistones y alinearlos. Por lo tanto, la apertura con destreza será más difícil cuanto más preciso sea el proceso de fabricación. Por este motivo es mejor comprar productos de marcas conocidas y fiables, y aún mejor si están fabricados en Italia, donde la calidad de los mecanizados por lo general es excelente, en lugar de artículos de importación oriental.

Pistones colocados en diferentes niveles

Tener pistones colocados en niveles diferentes, como en el candado cilíndrico Viro o en el nuevo cilindro Viro Palladium, además de obstaculizar la llave bumping también dificulta el lockpicking, ya que multiplica los elementos que se han de alinear y hace que sea muy complicado alinear los pistones de un nivel mientras se mantienen firmes los pistones situados en otros niveles.

El candado cilíndrico Viro tiene un pistón de seguridad en el lado opuesto al de los pistones.

El candado cilíndrico Viro tiene un pistón de seguridad en el lado opuesto al de los pistones.

El nuevo cilindro de alta seguridad Viro Palladium tiene distintos elementos móviles colocados en diferentes niveles respecto al de los pistones, lo que dificulta enormemente el lockpicking.

El nuevo cilindro de alta seguridad Viro Palladium tiene distintos elementos móviles colocados en diferentes niveles respecto al de los pistones, lo que dificulta enormemente el lockpicking.

Perfil de la llave

El perfil de un cilindro es, en términos simples, la forma de la fisura donde se introduce la llave. Cuanto más elaborado es el perfil mayor es su seguridad, porque en perfiles complejos es más difícil introducir herramientas de descerrajamiento. El perfil más común, llamado “Paracéntrico” o “Universal”, tiene la clásica forma redondeada en “S”, que deja espacios suficientemente amplios para introducir y maniobrar herramientas de descerrajamiento. Los perfiles más complejos, como los patentados por Viro, se caracterizan por ángulos agudos o rectos combinados entre sí, que hacen mucho más difícil mover libremente ganzúas y otras herramientas dentro del tambor.
Naturalmente, obtener un perfil complejo requiere mayor precisión de fabricación con la consiguiente reducción de los juegos respecto al perfil Universal, por esto los productos de baja calidad no utilizan perfiles elaborados.
Otra ventaja de los perfiles de seguridad es que generalmente las llaves son de duplicación controlada, por lo que es más difícil hacer copias ilegales.

El perfil común “Paracéntrico” o “Universal” deja espacios suficientemente amplios para introducir y maniobrar herramientas de descerrajamiento.

El perfil común “Paracéntrico” o “Universal” deja espacios suficientemente amplios para introducir y maniobrar herramientas de descerrajamiento.

Ver un vídeo en internet y deducir que abrir una cerradura con destreza es un juego de niños es como ir al circo y deducir que ser trapecista es fácil. Se puede hacer, pero no es tan sencillo como parece. Además, conociendo el riesgo, se puede combatir efectivamente eligiendo los productos adecuados, instalándolos de modo correcto y utilizándolos debidamente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ tres = 11