¿Están seguras las mercancías en un contenedor? Cuando contenedores rima con arcones

La semana pasada acabamos el artículo con una pregunta:
Las mercancías guardadas en los contenedores, ¿están suficientemente protegidas?
Cuando los contenedores se utilizan para guardar mercancías de valor suelen estar situados en lugares apartados, por lo que no siempre se pueden vigilar. Por esta razón es lógica la preocupación de sufrir un robo, a pesar de la robustez del contenedor.

Algunos intentos de asegurar un cierre adicional


no sirven para garantizar la seguridad, ya que el candado es demasiado débil en comparación con lo que debe proteger.

Van Lock, además de las características de fabricación que ya conocemos, se presta a la función de cierre adicional también para contenedores gracias a algunas de sus peculiaridades:

    • Van Lock se queda fijado a la puerta, por lo que no hay que quitarlo y volverlo a poner cada vez que se abre el contenedor, como en cambio ocurre con los candados normales, que se han de poner y luego quitar.
    • No se oxida aunque esté expuesto a la intemperie y está provisto de tapa protectora de la cerradura contra el efecto de los agentes atmosféricos.
    • Se cierra automáticamente por empuje, al cerrar la hoja en la que está montado sin necesidad de usar la llave. Además, no se puede olvidar abierto, ya que la llave solo se puede retirar si está cerrado. Y viceversa, si se necesita mantener la cerradura siempre abierta, se puede dejar la llave introducida y completamente girada.
      Esta función es muy útil durante las operaciones de carga y descarga de la mercancía guardada en el contenedor.
    • A diferencia de la instalación en los vehículos, en la aplicación en contenedores no se tiene que montar el dispositivo de desbloqueo de emergencia desde el interior (aunque se entrega en dotación), ya que para que las puertas del contenedor se cierren, las barras exteriores han de estar giradas antes de que se enganche el Van Lock, por lo que no existe el riesgo de que el operador se quede encerrado accidentalmente dentro del vehículo debido, por ejemplo, a una ráfaga de viento en las puertas.

Como ya hemos visto para las furgonetas, es realmente muy fácil de instalar, ya que solo hay que adquirir el kit con placas y accesorios para aplicar los candados Van Lock en camiones de caja.

Se monta rápidamente en pocos y fáciles pasos:

      1. se aplica la plantilla adhesiva en las hojas;
      2. se perforan las hojas por donde indica la plantilla, que luego se retira;
      3. se aplican las robustas placas de sujeción en las hojas;
      4. por último, se monta el grupo de fijación en las placas montadas previamente.

Que se trate de un contenedor destinado para el transporte o para guardar bienes poco importa… lo fundamental es que las mercancías que contiene estén perfectamente protegidas. Por lo tanto podemos decir que el Van Lock, gracias a sus características de resistencia y versatilidad, es un cierre a la altura de la carcasa.

Mira el vídeo para la aplicación del Van Lock en camiones de caja

Mira los detalles del accesorio para la aplicación de los Van Lock en camiones de caja y contenedores 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


siete − = 3