Las cerraduras eléctricas de portones y cancelas, ¿todas son iguales?

En el artículo de hoy nos gustaría responder a las numerosas peticiones de particulares y de administradores de fincas, pero también de empresas que nos escriben para saber cuál es la cerradura eléctrica más adecuada para instalarse en portones muy pesados o en cancelas de hierro.
A menudo nos lamentamos de que el mantenimiento o la sustitución de las cerraduras eléctricas comunes (las que se suelen ver en las cancelas peatonales, con pestillo y expulsor) se tienen que realizar con demasiada frecuencia, ya que se rompen a menudo debido a las solicitaciones por los numerosos ciclos de apertura y cierre.

Cuando la cancela o el portón regulan el acceso a una comunidad de vecinos o al lugar de trabajo y, en todas las circunstancias en el que el ir y venir de personas es muy frecuente, la cerradura debe ser de las más resistentes, sobre todo si la apertura que se ha de proteger está automatizada y el peso que el mecanismo debe soportar es considerable.

La solución que recomendamos en estos casos es comprar una cerradura con cerrojo rotatorio.
En lugar del sistema con expulsor y pestillo de resorte, este tipo de cerradura eléctrica utiliza un sistema de cierre constituido por un único y robusto componente, el cerrojo, realizado con materiales muy resistentes tales como el latón macizo o el acero inoxidable. Este sistema garantiza un cierre considerablemente mejor, tanto por el movimiento de rotación del cerrojo cuando se inserta en el recibidor metálico, como por los mecanismos internos con dimensiones aumentadas respecto a las cerraduras eléctricas estándar para los accesos peatonales.
Las cerraduras Viro con cerrojo rotatorio no son solo robustas, sino también versátiles, ya que disponen de:

Doble bobina, que distribuye uniformemente la carga eléctrica para alargar la vida de uno de los componentes que sufre más solicitaciones en las cerraduras eléctricas.

Entrada regulable, que permite adaptar la misma cerradura a las diferentes predisposiciones existentes del cilindro exterior. Esto anula el riesgo de comprar un modelo equivocado y permite a los profesionales tener fácil y rápidamente al alcance de la mano la cerradura correcta, sin tener que mantener en stock muchos modelos distintos y sin tener que ir cada vez a comprar el modelo correcto.

Caja monobloque y robustas palancas internas que aumentan la resistencia mecánica de la cerradura.

En conclusión, si necesitáis cambiar la cerradura eléctrica de un portón pesado o de una cancela de apertura automatizada, os aconsejamos optar por una cerradura eléctrica de cerrojo rotatorio, ya que es mucho más resistente a las solicitaciones de cada ciclo de apertura y cierre.
En el siguiente artículo hablaremos de algunas funciones adicionales que hacen que las cerraduras eléctricas Viro sean adecuadas para cualquier tipo de necesidad.

Ver la cerradura eléctrica V06, de montaje vertical, ideal para montantes estrechos.

Ver la cerradura eléctrica V90 para cancelas que se abren hacia fuera

Ver la cerradura eléctrica con cerrojo de acero inoxidable V9083

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


7 − = cuatro