Pinceladas sobre la seguridad: todas las formas de proteger bien una cortina metálica enrollable

Quien tiene una actividad comercial lo sabe muy bien: la cortina metálica enrollable es la primera barrera de protección, detrás de la cual se suelen guardar bienes de gran valor. Por esta razón es esencial que la cortina metálica sea lo más resistente posible a los diferentes intentos de ataque.
Veamos brevemente qué medidas podemos tomar para que la cortina metálica enrollable de nuestra tienda, almacén o garaje sea suficientemente resistente.

  1. Las técnicas utilizadas por los ladrones para forzar una cortina metálica enrollable son, principalmente, de dos tipos: forzar la cerradura de la misma para neutralizarla y poder actuar así sin ser molestados, o bien cortar o romper la cortina metálica enrollable. Elegir una cortina metálica enrollable resistente, ponerle una cerradura de calidad e instalar todo a la perfección, son medidas necesarias para garantizar una protección eficaz contra los diferentes tipos de ataque.
  2. Como subrayamos siempre, la seguridad general depende de la seguridad del eslabón más débil de la cadena, que en muchas cortinas metálicas enrollables es, precisamente, la cerradura. Por esta razón es aconsejable instalar una cerradura blindada, provista de cerrojos más resistentes que los que normalmente se instalan en origen, con la estructura y el cilindro protegidos contra los ataques de fuerza bruta, como la cerradura 8271, a prueba de desgarro y de taladro. Su caja está reforzada y provista de una placa de acero zincado, mientras que los cerrojos son de espesor aumentado a 7 mm.
    Obviamente, la resistencia de la cerradura debe ser acorde con la resistencia de la cortina metálica enrollable, por lo que las cerraduras blindadas son el complemento ideal para las cortinas metálicas enrollables de buena calidad.

    serratura-serranda-corazzata-300x112

  3. Una cortina metálica enrollable con una cerradura central o dos cerraduras laterales se puede cerrar de varias maneras: por ejemplo, con un candado para cortinas metálicas o con un grupo de fijación.
    Optar por este tipo de solución es una válida alternativa a las cerraduras de origen, que suelen ser de mala calidad.
    Es preciso recordar que un candado fijado de manera incorrecta (es decir, con anillos de fijación no diseñados especialmente para la instalación de ese candado específico) deja un espacio amplio para introducir herramientas de descerrajamiento. Para evitar este riesgo, nuestro consejo es elegir un candado de excelente calidad (como los acorazados Viro Panzer o monobloque Monolith) pero, sobre todo, asegurarse de que esté firmemente anclado al suelo y a la cortina metálica enrollable mediante anillos de fijación apropiados y con la campana unida al suelo.
    Una válida alternativa a los candados es instalar un grupo de fijación para cortinas metálicas enrollables como, por ejemplo, el “Nuovo Condor”, caracterizado por tener una robusta coraza que protege el medio cilindro de perfil intercambiable y por dificultar la introducción de herramientas de descerrajamiento.
  4. nuovo-condor

    Y, además…

  5. Otro producto de seguridad que puede utilizarse en las cortinas metálicas enrollables es la Tranca Universal Viro que, montada en un elemento de la cortina metálica enrollable, supone un eficaz refuerzo.  La Tranca Universal tiene la ventaja de mejorar tanto la resistencia de la cerradura (gracias al escudo de seguridad exterior) como la resistencia mecánica de la cortina metálica contra el desgarro y el hundimiento. Desde el punto de vista del sistema de apertura, la Tranca es muy versátil, ya que puede funcionar con cualquier doble o medio cilindro de perfil europeo.

Consulta el catálogo de todas las cerraduras para cortinas metálicas enrollables Viro

Consulta el catálogo de las Trancas Viro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− seis = 2