Proteger la bicicleta: ¿arco rígido o cadena con candado?

Después de las Navidades no solo oímos hablar mucho de los regalos recibidos, sino también de los robos. No se trata solo de robos en casa, sino de un fenómeno muy generalizado: los robos de bicicletas.

El equipo del Club Seguridad Viro espera que las Navidades solo os hayan traído regalos y no desagradables sorpresas.
Para prevenir estas sorpresas, hoy hablaremos de dos métodos para proteger la bicicleta: la cadena con candado y el arco rígido.
Como ya vimos en otros artículos, el robo de bicicletas es un problema real y muy importante (tanto en Italia como en otros países europeos) y, a menudo, quien tiene un vehículo de dos ruedas se pregunta qué método es más eficaz para proteger el vehículo cuando no se utiliza.

¿Por qué preferir una cadena con candado en vez de un arco rígido?

En un artículo anterior ya dimos algunas indicaciones orientativas a través de una imagen gráfica:

diferentes-antirrobos-para-vehiculos-como

Por lo que respecta a las bicicletas, el arco rígido tiene un punto débil: la facilidad con la que el arco puede arrancarse del cuerpo debido al amplio espacio que queda libre entre las dos partes (espacio que los ladrones utilizan para introducir palancas), hecho que no sucede con los scooters.

Sin embargo, si estáis indecisos entre el arco rígido o el candado con cadena, es útil recordar algunos pros y contras de ambos sistemas de seguridad.

ARCO RÍGIDO: es muy práctico. Respecto a un candado con cadena, el arco rígido es más fácil de manejar y de transportar, ya que cuando está cerrado es una sola pieza. Además, se puede poner fácilmente por ejemplo dentro de un bolso, porque es plano y no se debe enrollar como sucede con las cadenas.

Otra ventaja del arco rígido es la gruesa sección del arco, gracias a la cual es especialmente resistente al corte con sierras o cizallas, siempre y cuando el arco esté realizado con materiales adecuados (acero templado). Pero el arco rígido tiene un punto débil: la facilidad con la que el arco puede ser arrancado del cuerpo.

CADENA: es un poco menos práctica. Especialmente por lo que se refiere al tamaño y al peso, cuando se tiene que transportar en bicicleta.
Sin embargo, como vimos en el artículo donde comparábamos algunos productos, la cadena también puede ser muy resistente si está fabricada con materiales de calidad.
Tanto para el arco rígido como para la cadena, la resistencia al corte también depende de cómo se utilizan: el consejo general es siempre no dejar que toquen el suelo. Si tocan el suelo es mucho más fácil cortarlos con cizallas, porque el ladrón puede apoyar un brazo de la cizalla al suelo y cargar todo el peso del cuerpo sobre el otro brazo.
La diferencia sustancial en términos de seguridad entre las dos soluciones radica en la posibilidad de fijar el vehículo a un punto fijo.

ARCO RÍGIDO: con el arco rígido es difícil sujetar el vehículo a un punto fijo, debido a la rigidez y a la reducida longitud del arco. Por otra parte, siempre por las mismas razones, es complicado fijar entre sí varias partes del vehículo.

CADENA: en cambio, la cadena con candado permite fijar fácilmente la bicicleta a un punto fijo (poste, barandilla, soporte, etc.) y, sobre todo, gracias a su longitud y flexibilidad, se pueden fijar juntas diferentes partes de la bicicleta (por lo general la rueda y el marco) a un punto fijo.

Para concluir podemos afirmar que, en términos de seguridad, la cadena con candado es más adecuada que el arco rígido para proteger las bicicletas, ya que al ser mucho más ligeras que una motocicleta o un scooter se pueden levantar del suelo y robar con más facilidad. Sin embargo, nadie prohíbe usar ambos sistemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


6 × cuatro =