¿Se puede abrir una puerta a distancia sin necesidad de cambiar la cerradura mecánica ya instalada?

El tema de esta semana se inspira en la pregunta de un lector:
“¿Cómo puedo abrir automáticamente a distancia el portón de mi comunidad de vecinos, que está equipado con una cerradura mecánica?”
La respuesta es muy sencilla: solo se tiene que instalar un cerradero eléctrico. Veamos juntos cómo se hace.

En muchas circunstancias existe la necesidad de abrir un acceso sin tener que llegar físicamente al mismo. Ya se trate de una oficina, de una tienda, de un despacho, o bien, como en este caso, del portón de una comunidad de vecinos, siempre es posible electrificar la apertura de una cerradura mecánica común, sin modificarla. De hecho, en situaciones donde no es posible instalar una cerradura eléctrica por falta de espacio o por razones estéticas, instalar un cerradero eléctrico es la solución más adecuada.
La única intervención necesaria, además de la conexión eléctrica, es sustituir la contraplaca situada en el marco por otra que aloja la parte electrificada. De esta manera la apertura de la cerradura puede mandarse pulsando un botón situado en el lugar más conveniente.

contraplaca.

Contraplaca.

¿Cómo se instala un cerradero eléctrico?

Cerraderos eléctricos reversibles

Por lo general es preferible utilizar cerraderos eléctricos reversibles. Son cómodos porque pueden adaptarse a puertas con apertura tanto a la derecha como a la izquierda, de tirar o de empujar, simplemente montándolos en la contraplaca en un sentido o en el otro. En este caso se utilizan contraplacas (llamadas “frontales” del cerradero eléctrico) de tipo recto.
En los productos Viro, además, el mecanismo electrificado está situado exactamente en el centro del cerradero, y por ello se llama “simétrico”. De este modo no sólo es fácil adaptarlo a puertas con apertura a la derecha o a la izquierda, sino que incluso no es necesario, cualquiera que sea la aplicación, modificar las dimensiones del hueco en el marco de la puerta que aloja el cerradero.

Un cerradero reversible simétrico Viro, apto para puertas con apertura a la derecha o a la izquierda, de tirar o de empujar.

Un cerradero reversible simétrico Viro, apto para puertas con apertura a la derecha o a la izquierda, de tirar o de empujar.

Cerraderos eléctricos angulares

En algunos tipos de puerta, como las de madera con juntas aislantes anti-ruido, o si la posición de la cerradura no lo permite, no se pueden utilizar cerraderos eléctricos reversibles con frontales rectos. En este caso hay que utilizar un cerradero eléctrico angular, que se apoya en el ángulo del marco. Obviamente, en los cerraderos eléctricos angulares las versiones para puertas con apertura a la derecha son diferentes de aquellas para puertas con apertura a la izquierda.

Los cerraderos eléctrics angulares son diferentes para las puertas con apertura a la derecha y a la izquierda.

Los cerraderos eléctrics angulares son diferentes para las puertas con apertura a la derecha y a la izquierda.

La terminación de la placa

Tanto si se trata de una nueva instalación como de una intervención en una cerradura existente, la terminación de la placa del frontal del cerradero eléctrico debe adaptarse estéticamente a la terminación de la cerradura, que puede ser, por ejemplo, de acero latonado, niquelado o inoxidable. Por esto los frontales Viro están disponibles en diferentes terminaciones.

Los cerraderos eléctricos Viro están disponibles en diferentes colores y terminaciones para adaptarse a la placa de la cerradura.

Pero un cerradero eléctrico puede hacer mucho más que una simple apertura a distancia. En especial son tres las funciones avanzadas más interesantes, que descubriremos detalladamente en un próximo artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 7 = dos