Un paso más hacia la seguridad: las cajas fuertes Viro Privacy

Hoy en día, incluso después de instalar los mejores sistemas de seguridad para proteger nuestra casa, la preocupación por proteger los objetos de valor, tanto afectivo como económico, es común a todos. Una solución que suele ser adecuada para proteger joyas, dinero, documentos confidenciales, etc., es guardarlos en una caja fuerte.

No hay que olvidar que el primer paso para salvaguardar nuestros bienes siempre es asegurarnos de que todos los accesos a nuestro hogar y oficina estén protegidos. En primer lugar previniendo posibles ataques de ladrones con las debidas medidas de seguridad, pero también prestando atención a nuestra privacidad.

Nunca es conveniente revelar la existencia de una caja fuerte en casa, y debe evitarse absolutamente mostrar dónde está o abrirla ante personas que no forman parte de la familia, ya que es muy arriesgado.

Elegir la caja fuerte que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Hay diferentes tipos de cajas fuertes, con cerradura de llave o de combinación mecánica, electrónica o biométrica.

Como ya vimos en este artículo, cada tipo de caja fuerte tiene sus propias características, pero lo que puede marcar la diferencia es la comodidad y la gestión del derecho de acceso a la misma.

Por ejemplo, una caja fuerte con una cerradura de llave puede ser muy cómoda, inmediata y también menos cara, pero el riesgo de dejar la llave sin vigilancia o de perderla es alto.

Caja fuerte con cerradura de llave Viro.

Caja fuerte con cerradura de llave Viro.

Para reducir este riesgo, es decir, para no tener que preocuparnos de esconder la llave, puede ser conveniente comprar una caja fuerte de combinación mecánica o electrónica.

Las cajas fuertes de combinación mecánica y electrónica Viro “PRIVACY”

Las cajas fuertes Viro Privacy están disponibles con combinación mecánica o electrónica, de empotrar o de sobreponer.

Caja fuerte de combinación electrónica, versión horizontal de empotrar, Viro Privacy.

Caja fuerte de combinación electrónica, versión horizontal de empotrar, Viro Privacy.

Ya vinos cuáles deben ser los requisitos que nos aseguran la calidad de un producto antes de comprarlo, y el valor que el producto debería tener en función de los bienes que se quieren proteger. Quien quisiera releer estos requisitos los puede encontrar aquí.

La combinación mecánica ofrece la ventaja de no tener que depender de una batería de alimentación o de la red eléctrica. Sin embargo, el número de combinaciones que se pueden programar en una buena caja fuerte electrónica es mucho más alto que el que se puede obtener con un combinador mecánico.

Puerta Viro Privacy con combinador mecánico.

Puerta Viro Privacy con combinador mecánico.

También es cierto que hay cajas fuertes que combinan la apertura con llave con un combinador mecánico como, por ejemplo, los modelos Viro 1.4340. Pero si se desea un control de accesos que permita que varias personas puedan acceder de manera independiente a la caja fuerte, pudiendo registrar sus accesos (por ejemplo, las cajas fuertes utilizadas en oficinas, hospitales, instituciones, comunidades, familias numerosas, etc.), la única solución es optar por los modelos más avanzados de cajas fuertes electrónicas.

Por lo tanto, preferir un modelo mecánico a otro electrónico, o viceversa, depende de las necesidades de los usuarios. Lo mismo puede decirse sobre elegir una versión horizontal o vertical, que dependerá del tamaño y de la forma de los bienes que se han de proteger, o sobre elegir el sistema de fijación, en mueble con tacos o fijada con cemento en la pared.

En este último caso, si se dispone de una pared perimetral con un espesor mínimo de 30 cm y se pueden utilizar barras o jaulas de acero para fijar a las pletinas traseras de las cajas fuertes de empotrar, es preferible elegir la versión para fijar con cemento en la pared.

Y no es porque no se encuentren en el mercado excelentes tacos a prueba de desgarro, de hecho hay algunos verdaderamente resistentes, sino para evitar dejar a la vista otras partes de la caja fuerte además de la puerta. Aunque las paredes laterales pueden ser gruesas, es recomendable no dejar expuestas grandes superficies que se puedan atacar con herramientas de descerrajamiento o de corte.

Conclusiones

La caja fuerte siempre debe elegirse en función de las necesidades de aplicación y de uso, evitando productos de bajo precio pero sin la suficiente calidad para la protección que se requiere y prestando la máxima atención a la confidencialidad tanto del lugar de instalación como de la gestión de los derechos de acceso.

Consulta las características técnicas de la caja fuerte Viro Privacy de combinación electrónica

Consulta las características técnicas de la caja fuerte Viro Privacy de combinación mecánica

Mira el vídeo sobre cómo instalar en la pared una caja fuerte Viro Privacy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


2 − uno =