Antirrobo de corona: un antirrobo para motocicletas poco conocido pero eficaz

2727¿No sería fantástico si pudieras proteger tu moto con la misma comodidad que un antirrobo de disco pero de modo más seguro? El sistema existe aunque, no obstante su eficacia, no sea muy conocido. Estamos hablando del antirrobo de corona. Lamentablemente es una opción válida solo para las motocicletas con transmisión final de cadena. Por lo tanto, no sirve para scooters y motocicletas con transmisiones cardánicas.

Pero para los centauros que conducen una motocicleta de cadena, que son la mayoría, puede ser una alternativa muy válida al común antirrobo de disco que, come hemos visto, en algunos contextos puede ponerse fuera de juego con bastante facilidad.

Un antirrobo de corona es básicamente un candado que puede cerrarse en una de las ranuras de la corona de transmisión, a fin de evitar su rotación.

Un candado cilíndrico Viro usado como antirrobo de corona.

Un candado cilíndrico Viro usado como antirrobo de corona.

Un antirrobo de corona tiene la misma función que un antirrobo de disco, ya que impide que la motocicleta pueda robarse haciéndola “caminar” sobre sus propias ruedas. Pero, en comparación con un antirrobo de disco, es mucho más difícil de neutralizar.

Para poner fuera de combate a un antirrobo de disco, en ocasiones es posible desenroscar el disco y luego poner en marcha el vehículo para alejarse tranquilamente del lugar, pero esta técnica no puede aplicarse para el antirrobo de corona. En primer lugar, desenroscar una corona de transmisión por lo general es más difícil que desenroscar un disco, por ejemplo de la rueda delantera. Pero, sobre todo, incluso si un posible ladrón lograra desenroscar la corona de la rueda, el motor giraría en vacío y no sería posible abandonar el lugar conduciendo el vehículo, sino que habría que empujarlo a mano, lo que complica bastante toda la operación.

Las 3 ventajas de un antirrobo de corona

  • Es rápido de poner y de quitar, al igual que un antirrobo de disco.
  • Es cómodo de transportar, ya que es pequeño y ligero y cabe perfectamente en el compartimiento del sillín.
  • Es más seguro que un antirrobo de disco porque evita que el ladrón pueda llevarse la motocicleta conduciéndola.

El punto débil del antirrobo de corona

Además de la comodidad, lamentablemente hay otro aspecto que los antirrobos de disco y de corona tienen en común. Ambos no permiten fijar la motocicleta a un punto fijo, por lo que no impiden los intentos de robo cargando la motocicleta en una furgoneta u otro vehículo. Para protegerse contra esta técnica, la mejor solución es utilizar una cadena con un candado, pero esta solución es mucho menos cómoda de usar y de transportar.

Un producto específico o un candado común

Un antirrobo de cadena puede ser un producto específicamente concebido para este fin, como el Viro Blindado “Extreme”.

El Viro Blindado Extreme se puede utilizar como antirrobo de corona y como antirrobo de disco.

El Viro Blindado Extreme se puede utilizar como antirrobo de corona y como antirrobo de disco.

Pero también puede ser válido un candado con el arco suficientemente amplio, como el robusto candado cilíndrico Viro.

Como antirrobo de corona también se puede utilizar un candado común, siempre y cuando sea de buena calidad, como el cilíndrico Viro.

Como antirrobo de corona también se puede utilizar un candado común, siempre y cuando sea de buena calidad, como el cilíndrico Viro.

En el primer caso, obviamente, tendremos una mayor protección contra posibles ataques. El antirrobo de corona Viro Blindado Extreme tiene el cuerpo y el arco protegido por una gruesa coraza. La cerradura también está protegida por una placa antidescerrajamiento. Para mayor comodidad y seguridad, se entrega con una práctica bolsa de nylon que nos permite transportarlo sin dañar las superficies con las que entra en contacto, y con un cable “reminder”, que se engancha al manillar cuando el antirrobo de corona está aplicado y nos recuerda así que hay que quitarlo antes de salir para evitar caídas y daños a la motocicleta.

El uso de un candado normal de calidad, como el cilíndrico Viro art. 105 (cuyo arco tiene un diámetro de 14 mm) por el otro lado, permite tener una buena seguridad a un coste más reducido.

Conclusiones

A pesar de la buena protección que ofrecen los antirrobo de corona, su uso no está muy extendido. Tal vez el miedo a ensuciarse las manos con la grasa de la cadena obstaculiza su difusión. En realidad, con un producto del tamaño correcto y con un poco de atención, el riesgo de ensuciarse es mínimo y está compensado de sobras por la seguridad que proporciona.

Mira las características técnicas del antirrobo de corona Blindado Extreme

Mira las características técnicas del candado cilíndrico Viro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


4 × = cuatro