Cómo utilizar cables trenzados y cadenas para atar bicicletas y motocicletas

La principal precaución al usar cables trenzados y cadenas para atar bicicletas y motocicletas es colocarlos de manera que queden levantados del suelo. De este modo se dificulta los intentos de cortarlos con pinzas y cizallas. Si el cable o la cadena toca el suelo, es posible apoyar en el suelo la cabeza y un brazo de la cizalla, cargando todo el peso y la fuerza sobre el otro brazo de la herramienta. Así se aprovecha el efecto palanca, y se aplica una fuerza mucho mayor que la ejercida si se tuvieran que apretar los dos brazos de la herramienta con ambas manos.El efecto es claramente visible en este vídeo, donde se cortan con relativa facilidad varias cadenas, incluso de excelente calidad. En la película se puede observar cómo los operadores apoyan en el suelo un brazo de la cizalla y cargan todo el peso en el otro brazo, apoyando literalmente encima todo el cuerpo. Tratad de pensar lo difícil que sería obtener la misma presión teniendo la cizalla levantada y apretando con las dos manos. En el vídeo también se puede apreciar la ayuda prestada por la alfombrilla antideslizante, que impide que el brazo apoyado en el suelo se mueva.
El segundo consejo consiste en utilizar el cable o la cadena para atar diferentes partes del vehículo, por lo general una rueda y el chasis. Especialmente si se tiene que atar una bicicleta hay que evitar absolutamente atar sólo una rueda, especialmente la delantera, porque en este caso es muy fácil separar el resto del vehículo y llevárselo, sobre todo si las ruedas están provistas de desenganche rápido. En este caso una buena idea es desenganchar la rueda delantera y unirla junto a la trasera y al chasis con una única cadena o cable.
Por último, lo ideal es atar la motocicleta, scooter o bicicleta a un punto fijo (poste, argolla en la pared, etc.). Así es imposible llevarse el vehículo sin atacar el antirrobo. De lo contrario podría ser robado sin ni siquiera tocar el candado o la cadena, simplemente cargándolo en una furgoneta. Pero hay que prestar atención a que el punto elegido realmente sea fijo, en la ciudad no son infrecuentes los postes que se mueven y se extraen con relativa facilidad. Si tenemos que atar una bicicleta también hay que tener cuidado a no fijarla a un palo del cual se pueda extraer por arriba la cadena simplemente levantándola junto a toda la bicicleta. No nos confiemos por la presencia de un cartel en el extremo del palo, ya que puede retirarse fácilmente desenroscando un solo perno. Cuidado también con los postes de las papeleras, porque también se desenganchan fácilmente.
El nivel de seguridad aumenta drásticamente si se utilizan 2 sistemas diferentes para atar la motocicleta o la bicicleta: un candado en U y un candado con cadena, un antirrobo de disco y una cadena, un cable trenzado y un candado en U, etc. Diferentes sistemas requieren diferentes habilidades y herramientas para ser forzados, y combinar más de uno significa disminuir significativamente el número de potenciales ladrones capaces de superar ambos sistemas.
Consulta el catálogo de los antirrobo para 2 ruedas Viro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× 6 = seis