Pros y contras de los cables trenzados usados para atar bicicletas y scooters

Algunas personas los llaman “pitones”, otros simplemente “cables”. Están formados por una serie de cilindros por cuyo interior pasa un cable de acero, de ahí el nombre “cables trenzados acorazados” (o blindados). Desde hace varios años son una de las soluciones más extendidas para atar bicicletas y scooters, también de gran cilindrada. A primera vista parecen bastante resistentes, pero ¿es realmente así?

Cómo están hechos

Este tipo particular de “cadena” lleva dentro un cable trenzado protegido por una coraza formada por cilindros de acero. En los dos extremos está fijado el mecanismo de cierre.

Las ventajas

Como sucede para los candados acorazados, el blindaje tiene la finalidad de lograr un buen compromiso entre seguridad y practicidad. En particular, gracias a los cilindros que conforman el blindaje se obtiene un diámetro exterior mucho mayor que el de un simple cable trenzado o de una cadena, por lo que esta solución es más difícil de ser atacada por alicates o cizallas, dado que la apertura de las hojas cortantes no suele ser adecuada para cortar objetos con diámetro superior a 20 mm.

La principal ventaja de los cables acorazados es tener un diámetro exterior tan grande que no puede ser atacado por alicates o cizallas.

La principal ventaja de los cables acorazados es tener un diámetro exterior tan grande que no puede ser atacado por alicates o cizallas.

Además, dado que los cilindros son huecos se puede reducir el peso total y, al estar acoplados de modo que se puedan mover de modo independiente, se consigue una buena flexibilidad, aunque no se alcance el nivel de un cable trenzado no acorazado o de una cadena.

Los cables trenzados acorazados son bastante flexibles.

Los cables trenzados acorazados son bastante flexibles.

Al igual que los cables y las cadenas estándar, también los cables trenzados tienen la ventaja, si son bastante largos, de permitir atar las distintas partes del vehículo (normalmente las ruedas y el bastidor) entre sí y a un punto fijo.

Si son bastante largos, los cables trenzados acorazados permiten atar el vehículo correctamente, atando tanto las ruedas y el bastidor entre sí como a un punto fijo.

Si son bastante largos, los cables trenzados acorazados permiten atar el vehículo correctamente, atando tanto las ruedas y el bastidor entre sí como a un punto fijo.

Los límites

Desde el punto de vista de la practicidad, un límite de los cables trenzados acorazados es que, por muy flexibles que sean, siempre son más rígidos que una cadena. Por este motivo pueden ser incómodos de guardar y de utilizar cuando el espacio a disposición es reducido y se necesitaría tener una mayor flexibilidad.

Si son bastante largos, los cables trenzados acorazados permiten atar el vehículo correctamente, atando tanto las ruedas y el bastidor entre sí como a un punto fijo.

Una cadena es mucho más flexible que un cable trenzado acorazado y, por lo tanto, más cómoda de usar y de guardar.

En cambio, desde el punto de vista de la seguridad, su potencial punto débil es la resistencia de los cilindros de la coraza. Es cierto que los cilindros no pueden ser atacados directamente con una cizalla, pero si se aplastan o deforman puede quedar al descubierto el cable trenzado interior que, al tener un diámetro mucho más pequeño, se puede cortar fácilmente con unos simples alicates.

El verdadero punto débil de los cables trenzados acorazados es la posibilidad, en los productos baratos, de deformar los cilindros de la coraza para dejar al descubierto el cable interior, que se corta fácilmente.

El verdadero punto débil de los cables trenzados acorazados es la posibilidad, en los productos baratos, de deformar los cilindros de la coraza para dejar al descubierto el cable interior, que se corta fácilmente.

Aquí la diferencia radica en la calidad de los materiales. En los productos de bajo precio a menudo la coraza está realizada con materiales de poca calidad y de reducido espesor, que se pueden aplastar con un simple martillo o deformar con un destornillador u otro tipo de palanca. Otro punto crítico de los productos de baja calidad son las cerraduras: por lo general son débiles, con mecanizados imprecisos y mecanismos muy simples. El resultado es que ceden con poco esfuerzo y se abren fácilmente incluso si no se tienen grandes habilidades.

Conclusiones

A igualdad de calidad, los cables trenzados acorazados son una solución más segura que los cables trenzados simples, pero bastante menos cómoda y segura que un candado  con cadena. Más allá de las consideraciones teóricas, la diferencia radica, como siempre, en la calidad real del producto. Si el blindaje y la cerradura están bien realizados se puede obtener un buen equilibrio entre resistencia, ligereza y precio. Por el contrario, si los materiales y el proceso de fabricación dejan mucho que desear, solo se obtiene una aparente resistencia dada por el gran tamaño exterior, pero que esconde una real vulnerabilidad.

Un cable trenzado acorazado que no ha cumplido las promesas...

Un cable trenzado acorazado que no ha cumplido las promesas…

Consulta las características técnicas del cable trenzado acorazado Viro Serpis y Serpis Plus

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× siete = 28