Seguridad para tus 2 Ruedas: el ranking de los productos Viro (Parte 1)

Elegir un producto de seguridad que proteja nuestras dos ruedas, es decir una cadena, un antirrobo de disco o una alarma, puede que no sea inmediato. De hecho, cada producto de seguridad de la familia 2 Ruedas Viro ofrece un nivel de protección más o menos elevado y se adapta de manera diferente a las necesidades de cada vehículo, tanto si se trata de una moto, como de un scooter o de una bici. Antes de la compra, por lo tanto, una vez se haya respondido a la imprescindible pregunta “Qué deseo defender?” de la que hablamos en el artículo Ahorrar en seguridad: ¿de verdad compensa?”, habrá que prestar atención, aparte de los costes, a las características del producto de seguridad.

En este artículo, por lo tanto, para hacer que el acto de elegir la opción más adecuada según las necesidades de cada uno sea más fácil, presentamos una clasificación de los productos Viro para los vehículos de 2 Ruedas, desarrollada en función de los diferentes niveles de resistencia. Cabe subrayar que, los datos que figuran a seguir son el resultado de varias pruebas realizadas en nuestro laboratorio interno a la planta Viro S.p.A., empresa certificada ISO 9001 y laboratorio de investigación reconocido y autorizado por el Ministerio Italiano de la Universidad y de la Investigación científica y tecnológica a finales de 1996.

Los productos de seguridad de la línea “ 2 Ruedas” han sido clasificados en 5 grupos en orden ascendente de resistencia. En este artículo hablaremos de los tres primeros:

Grupo 1, nivel Estándar:

Por lo general, los productos que forman parte de dicho grupo ofrecen un nivel de seguridad adecuado al cierre de bicicletas custodiadas en zonas de bajo riesgo. A este nivel, pertenecen los cables trenzados, de los que en la línea Viro, se encuentran los productos: “Elba”, “Giglio” y “Hawaii”, que figuran en las imágenes. Los cables trenzados son productos simples y, en la mayoría de los casos, baratos. Los caracteriza el cable semi-rígido de acero, recubierto por una protección de goma o PVC.

Grupo 2, nivel Bueno:

Capaces de proporcionar mayor protección respecto a los productos del grupo 1, los cables que pertenecen a este grupo son, por materiales y fabricación, más indicados para el cierre de bicicletas custodiadas en zonas de riesgo medio. Un ejemplo es el cable trenzado “Cayman”, cómodo y moderno. A igualdad de diámetro, el cable en cuestión, se diferecia del “Hawaii” mencionado en el grupo anterior, por una trenza de acero más gruesa en su interior que hace de este producto un cable capaz de proporcionar un nivel de seguridad más elevado. No solo las apariencias cuentan.

Grupo 3, nivel Muy Bueno:

Indicados para ciclomotores y scooters por su practicidad y resistencia, estos productos son útiles en aquellos casos donde, por ejemplo, en ciudades de medianas o grandes dimensiones, el riesgo de robo puede ser incrementado. Algunos ejemplos son los cables trenzados y acorazados, entre ellos el «Serpis» y el antirrobo de discoNew Stopper Moto”, práctico y compacto.

Con el tercer grupo, cerramos, de momento, nuestro ranking y adelantamos que en el próximo artículo lo completaremos con los últimos dos grupos, donde descubriréis los artículos de seguridad “2Ruedas” más resistentes. Mientras tanto, quien estuviera interesado en saber más del tema, puede hacerlo leyendo el artículo “5 características que hay que tener en cuenta al comprar una cadena eficaz para proteger tu moto o tu bicicleta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


7 − uno =