¿Tienes o quieres instalar una reja metálica extensible? Aquí te explicamos cómo hacer para que sea más segura

Verano: tiempo de viajes y de vacaciones, pero, lamentablemente, también de posibles robos. Las casas desatendidas durante días se convierten en una presa muy tentadora para los malhechores de turno, incluso para los menos hábiles. No hay nada que ponga más en riesgo la seguridad como la posibilidad para un ladrón de actuar tranquilamente todo el tiempo que necesite, y esto es precisamente lo que es probable que suceda en verano cuando edificios enteros se vacían durante varios días.

Una solución bastante utilizada para hacer frente a este peligro es instalar rejas metálicas extensibles, también llamadas “de acordeón”. Es un sistema que presenta varias ventajas:

  • es muy cómodo en las puertas-ventanas porque puede abrirse fácilmente y dejar el paso libre;
  • es muy luminoso porque está compuesto por elementos separados que no apantallan la luz;
  • tiene un reducido impacto visual, principalmente cuando está abierto, ya que ocupa menos de un cuarto del espacio total;
  • cuando está cerrado puede ser empotrado o volteado para hacerlo aún más invisible;
  • es una solución relativamente económica y puede instalarse rápida y fácilmente.

Naturalmente no hay rosas sin espinas, y las rejas metálicas extensibles también tienen algunas contraindicaciones. Es un sistema menos seguro que los enrejados fijos o las rejas metálicas abribles pero no extensibles. Y esto por varias razones:

  • normalmente los elementos que conectan los distintos montantes verticales son de reducido tamaño;
  • todas las articulaciones son potenciales puntos débiles;
  • la resistencia a las agresiones con golpes de martillo viene dada casi exclusivamente por las guías superiores e inferiores que, sobre todo si son plegables, son menos resistentes que un enrejado fijo;
  • a menudo la trama ofrece espacios lo bastante amplios para poder introducir palancas, crics o gatos para ensanchar los montantes lo suficiente para permitir el paso de una persona, especialmente si es de pequeña constitución.

Por esta razón es importante asegurarse de comprar un producto realizado a la perfección, al objeto de minimizar los posibles problemas.

Un potencial punto débil es, como en todos los cierres, la cerradura. Si la reja metálica se puede abrir sólo desde el interior, por ejemplo porque está instalada en una ventana o en una puerta-ventana, es mejor colocar la cerradura con un cilindro que mire sólo hacia el interior, para que sea muy difícil forzarlo desde fuera. Si, en cambio, la reja metálica está instalada en una entrada y por lo tanto debe poder abrirse también desde el exterior, el cilindro puede colocarse dentro del losange de manera que pueda accederse desde ambos lados pero sin que quede espacio para insertar un taladro, un martillo u otras herramientas de descerrajamiento.

serratura-cencelletto-664x434En este sentido puede ser de ayuda la cerradura para rejas metálicas extensibles Viro, caracterizada por tener contrapistones en forma de hongo a prueba de ganzúa y por un mecanismo interno de cierre auto reforzante. Este sistema contrarresta eficazmente el intento de abrir la puerta haciendo entrar las barras con una palanca. La forma de los componentes internos ha sido estudiada para neutralizar las cargas verticales en los cerrojos. Los cerrojos también están fijados a las barras con remaches en lugar de tornillos, para evitar así la posibilidad de que las barras se puedan destornillar y quitar fácilmente.

serratura-cancelletti-estensibili-300x300Generalmente las rejas metálicas extensibles se montan en todas las aperturas de riesgo: las ventanas y puertas-ventanas de las plantas bajas, las de acceso a balcones o todas aquellas a las que se puede acceder trepando por la fachada o descendiendo desde el techo.
Así pues, en un hogar es frecuente instalar varias rejas metálicas y otras tantas cerraduras. En este caso es muy cómodo usar una cerradura, como las de Viro, que permita realizar un sistema de llaves iguales, es decir, un cifrado común para todas las cerraduras que permite abrir todas las rejas metálicas con una sola llave, evitando así los inconvenientes de tener que gestionar un gran manojo de llaves y tener que buscar cada vez la indicada. Si las puertas están instaladas en una tienda/almacén también puede ser útil un sistema de llave maestra, para que puedan diferenciarse los permisos de apertura.

Las rejas metálicas extensibles son una solución que permite aumentar el nivel de seguridad de modo simple y económico. Y eligiendo adecuadamente la cerradura y las llaves se pueden hacer aún más seguras y cómodas.

 Consulta las características técnicas de la cerradura para rejas metálicas extensibles Viro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ocho + = 11