Tres cosas a tener en cuenta para no comprar una cerradura de sobreponer equivocada

Comprar e instalar una cerradura de sobreponer es una tarea sencilla, al alcance de cualquiera que tenga un mínimo de destreza manual. Para evitar compras equivocadas sólo hay que prestar atención a tres aspectos:

La entrada

En una cerradura de sobreponer la entrada es la distancia entre el centro del cilindro y la placa por la cual sobresale el pestillo, y es una de las medidas fundamentales que determinan la posibilidad de instalar una cerradura en un acceso específico.

La entrada es la distancia entre el centro del cilindro y la placa por la cual sobresale el pestillo.

La entrada es la distancia entre el centro del cilindro y la placa por la cual sobresale el pestillo.

Si la cerradura que está comprando debe reemplazar una ya instalada, la cerradura nueva deberá tener la misma entrada que la vieja. En cambio, si es una primera instalación, la entrada deberá coincidir con la distancia entre el centro de la perforación de la puerta, portón o cancela por la que pasará el cilindro exterior y el borde del batiente sobre el que se fijará la cerradura por el lado del pestillo/cerrojo.

El cilindro exterior

La cerradura se aplica en el interior del batiente, si es necesario poder abrir también desde el exterior, también hay que aplicar un cilindro por este lado. Los cilindros exteriores están disponibles en varios modelos (fijos o separados de la cerradura) con diferentes diámetros y longitudes, dependiendo del tipo y del espesor de la puerta, portón o cancela en los que se han de montar. El diámetro y la longitud del cilindro son pues las otras medidas a tener en cuenta cuando se compra una cerradura nueva. Mientras los cilindros fijos tienen una longitud no modificable, los separados pueden alargarse mediante específicos kits.

Kit de prolongación para cilindros exteriores.

Kit de prolongación para cilindros exteriores.

En cambio, desde el punto de vista de la seguridad, la diferencia la marcan los cilindros acorazados, en los que el cuerpo de latón macizo está protegido por una coraza de acero cementado y templado, y el tambor está protegido por una placa contra el reventado y el taladro.

 Cilindro exterior acorazado para cerraduras de sobreponer.

Cilindro exterior acorazado para cerraduras de sobreponer.

Elegir entre las versiones derechas e izquierdas

Las cerraduras de sobreponer se diferencian según el lado de la puerta en el que van montadas. Mirando la puerta desde el lado opuesto al que se monta la cerradura, si las bisagras están a la derecha la puerta convencionalmente se define como derecha, por lo que habrá que montar una cerradura en versión derecha y viceversa, si las bisagras están a la izquierda, la puerta es izquierda y la cerradura deberá ser en versión izquierda.
Las puertas también se diferencian por el sentido de apertura: según sean de tirar o de empujar, requieren una diferente orientación del perfil del pestillo. Las mejores cerraduras tienen el pestillo reversible con una simple operación, para que puedan adaptarse fácilmente a puertas con apertura tanto de tirar como de empujar.

Entrada, diámetro y longitud del cilindro y el lado de apertura de la puerta nos permiten comprar una cerradura que sea físicamente compatible con la apertura en la que se montará, pero esto no es suficiente. La cerradura también debe asegurar un buen nivel de seguridad y ha de ser duradera. Por este motivo, como vimos en un artículo anterior, también tenemos que evaluar su calidad.

Consulta el catálogo de las cerraduras de sobreponer Viro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


seis + 6 =