Tres sencillas soluciones para hacer más seguras las puertas de garaje

Si te preguntaran: «¿cuál crees que podría ser el lugar más seguro para estacionar tu automóvil o tu moto?», probablemente tu respuesta sería: «el garaje». Sin embargo, un garaje cuya puerta no esté reforzada puede ser, paradójicamente, menos seguro que dejar el automóvil o la motocicleta en la calle. De hecho, un ladrón que consigue colarse forzando la puerta del garaje tiene tiempo de sobra para actuar con calma sin ser visto, mientras que en la calle debe actuar con prisas por temor a ser descubierto.
¿Cómo se puede reforzar el garaje?

Las cerraduras instaladas de origen en las puertas de garaje no suelen ofrecer un nivel adecuado de seguridad. En muchos casos, las puertas se pueden abrir fácilmente desde el exterior debido a la escasa robustez de las mismas  (suelen estar formadas por chapas muy finas de 0,6 mm o 0,8 mm de grosor), introduciendo un hierro a través de un pequeño orificio para maniobrar la palanca de desbloqueo interior, como se puede ver en este vídeo:

 

Los sistemas más seguros son los de tornillo, como en la cerradura Viro 8217, o el pomo con resortes, como en las cerraduras Viro 1.8234 y 1.8252. Por lo tanto, para que una cerradura de una puerta basculante sea segura, es fundamental que el mando de apertura desde el interior no se pueda enganchar fácilmente desde el exterior con herramientas de descerrajamiento.

Además, las cerraduras estándar son poco resistentes al desgarro y al taladro, y no protegen adecuadamente la puerta contra las agresiones con golpe de martillo o contra el forzamiento con un pie de cabra.

Un primer paso para mejorar la seguridad del garaje es reemplazar la cerradura de serie por otra antiefracción.

Por lo que respecta a las puertas basculantes, tres son las alternativas más interesantes.

Cerradura acorazada

Una cerradura acorazada es la alternativa más segura, ya que el cuerpo está protegido contra los ataques de fuerza bruta con placas de acero de varios milímetros de grosor, y el cilindro está protegido por una coraza especial contra el desgarro y el taladro.
Además, una buena cerradura acorazada tiene más de un punto de cierre, mientras que las cerraduras de origen solo suelen tener uno, lo que hace que sea bastante fácil derribar la puerta basculante o forzarla con un pie de cabra.

Cerradura acorazada para puerta basculante.

Mira cómo se instala una cerradura acorazada

Cerraduras acorazables multipunto

La segunda alternativa es comprar cerraduras acorazables (por ejemplo, los artículos Viro de la serie 1.8234 y 1.8252) que ofrecen múltiples puntos de cierre. Con estas cerraduras, el esfuerzo que se ejerce durante una agresión con golpes de martillo o un intento de forzamiento se distribuye en varios puntos, y se puede contrarrestar la acción del pie de cabra en todo el perímetro del garaje. También se puede obtener un buen nivel de seguridad en el cilindro acorazando la cerradura, por ejemplo, con el escudo de seguridad y las placas artículo 806.

El escudo de seguridad ofrece protección contra el desgarro y el taladro, mientras que las placas de protección, que se suministran con elescudode seguridad, cubren los agujeros preexistentes (que quedan al descubierto cuando se retiran las plaquitas exteriores de plástico, típicas de las cerraduras de origen) y también contribuyen a proteger la cerradura.
Por último, un tercer método que hace aún más eficaz el uso de una cerradura acorazada es instalar accesorios adicionalespara mejorar la seguridad general de la puerta del garaje y del sistema de cierre ya instalado.

Resumimos las principales soluciones posibles:

– Aplicar por la parte interior una placa de protecciónde acero cementado, templado y zincado para evitar que la chapa de la puerta pueda perforarse con un taladro o una broca de corona. Así es, como vimos en las fotografías al principio del artículo, los ladrones suelen realizar un agujero en la chapa para enganchar o aferrar el mando que abre la puerta desde el interior e intentar así desbloquear la cerradura.

 

– Instalar una tranca de refuerzo horizontal en la parte inferior de la puerta basculante. De esta manera se dificulta el forzamiento realizado con largas palancas para doblar los lados de la puerta y, a la vez, se supera el problema de un posible desbloqueo perforando la puerta basculante; en efecto, la Tranca Universal Viro no está accionada por una manilla, sino por la llave del cilindro.

– Utilizar un grupo de fijación, como el «Nuovo Condor» y el accesorio específico para aplicaciones en puertas basculantes, que garantiza un anclaje adicional al suelo e impide el levantamiento forzado de la puerta del garaje.

Mira la gama de cerraduras Viro para puertas basculantes

Mira las Trancas Universales

Mira el «Nuovo Condor»

Conclusiones

Los artículos que se guardan en los garajes, sobre todo si son medios de locomoción como las bicicletas de carrera, suelen ser incluso más valiosos que otros muchos bienes que se guardan en casa, y los maleantes son conscientes de ello. Por esta razón, es conveniente que la atención que prestamos a proteger el garaje no sea inferior a la que dedicamos a proteger nuestro hogar.

Haz clic aquí para ver los tres niveles de seguridad de un garaje

2 pensamientos en “Tres sencillas soluciones para hacer más seguras las puertas de garaje

  1. Jose

    Hola estoy intentando buscar algún tipo de cerrojo para colocar en la parte de abajo de una puerta de garaje basculante tipo roper y que al cerrar por fuera se coloquen solos con muelles tipo resbalon o algo así, existe algo parecido?

    Responder
    1. Francesco Bedussi Autor

      Lo siento pero en nuestra gama no temenos un producto similar. Todas nuestras cerraduras para puerta de garaje basculante tienen una manilla que bloquea/desbloquea el mecanismo de cierre y con la llave se bloquea/desbloquea la manilla.

      Un cordial saludo

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


dos − = 1