¿Por qué cambiar la puerta si puede ser suficiente instalar una tranca?

La ecuación puerta segura = puerta blindada, ¿siempre es verdad? ¡No! Porque no todas las puertas blindadas son seguras, y porque tal vez no sea necesario tener una puerta blindada para tener una puerta segura.
Como ya vimos en un artículo anterior, no todas las puertas blindadas son iguales. Muchos productos baratos, de «blindados» tienen solo el nombre. Además, en muchos contextos no solo es necesario defender la puerta principal, sino que existen múltiples accesos secundarios que pueden ser atacados por los ladrones (como puertas-ventanas de jardines y balcones, puertas de acceso a garajes de comunidades de vecinos, sótanos y bodegas, etc.) en los que tal vez no sea posible, o conveniente, instalar puertas blindadas.


A título meramente indicativo, podemos afirmar que una puerta blindada de verdad no puede costar menos de 1.500/2.000 euros. Además, una puerta blindada se debe instalar a la perfección para que sea eficaz y no se pueda arrancar de la pared con facilidad. Esto es importante sobre todo si las paredes no son muy resistentes, como sucede en muchos edificios construidos en los últimos decenios.
Por el contrario, una puerta no blindada puede hacerse mucho más resistente a los ataques de fuerza bruta instalando una o más trancas. Esta solución mejora la seguridad desde tres puntos de vista:

  1. Se añade una cerradura a la que ya está instalada en la puerta, duplicando así el esfuerzo necesario para abrirla con destreza.
  2. Se aumentan los puntos de cierre que obstaculizan el hundimiento.
  3. Al anclarse en las paredes y/o en el suelo, las trancas mantienen la puerta en posición aunque se intente desquiciarla.

Existen varios tipos de trancas: fija o ajustable, mecánica o electrónica, para instalación horizontal o vertical, todas ellas útiles para reforzar la puerta. Veámoslos detalladamente.

Tranca fija

Se instala horizontalmente, eligiendo la medida de la tranca en función de la anchura de la puerta. La Tranca fija Viro ofrece una gran resistencia a la flexión y a la acción de la ganzúa: el cerrojo entra en unas pletinas empotradas o fijadas con tacos a la pared, lo que proporciona una mayor protección contra el hundimiento y el desquiciamiento. Las pletinas están fijadas por la parte interior, por lo que son especialmente difíciles de extraer desde fuera. Está accionada por un cilindro especial redondo de 7 pistones, acorazado externamente por una protección a prueba de desgarro y de taladro.

La Tranca fija Viro está accionada por un cilindro especial redondo de 7 pistones. En la fotografía podemos ver un par de cilindros con llave punzonada Palladium.

Regulable

La Tranca regulable Viro tiene las mismas características de alta seguridad que la fija, con la diferencia de que se puede adaptar fácilmente a puertas de anchura comprendida entre 73 y 98 cm. También está provista de un eficaz dispositivo antiagresión, activado por una sola vuelta, que permite entrecerrar la puerta para comunicar con el exterior de forma totalmente segura. Está accionada por un cilindro de perfil europeo de 7 pistones de longitud especial, que se puede intercambiar con cualquier cilindro de perfil europeo, acorazado externamente por una protección a prueba de desgarro y de taladro.

La Tranca regulable Viro se adapta a puertas de anchura entre 73 y 98 cm.

La Tranca regulable Viro se adapta a puertas de anchura entre 73 y 98 cm.

Universal mecánica

La Tranca universal mecánica puede ser instalada en todos los tipos de accesos (puertas, persianas, puertas-ventanas, claraboyas, etc.) tanto en horizontal como en vertical, se puede acortar con una simple operación a la medida deseada (hasta 65 cm) o bien extenderse con un kit especial (hasta más de 4 m, por ejemplo para las puertas basculantes de garajes o las cortinas metálicas enrollables), y puede ser accionada por cualquier cilindro de perfil europeo. El cilindro es acorazable con un escudo de seguridad a prueba de descerrajamiento y de taladro suministrado en dotación.

La Tranca Universal Viro puede usar cualquier cilindro de perfil europeo, acorazable con un escudo de seguridad suministrado.

La Tranca Universal Viro puede usar cualquier cilindro de perfil europeo, acorazable con un escudo de seguridad suministrado.

Universal electrónica

La Tranca Universal electrónica combina todas las características de seguridad de la versión mecánica con un sensor de vibración antiintrusión, un marcador telefónico GSM y un micrófono de escucha ambiental.
Simplemente insertando una tarjeta SIM y memorizando en la misma los números a los que hay que llamar en caso de intento de robo, el módulo electrónico contenido en tranca detecta cualquier intento de descerrajamiento, envía un SMS de alarma a todos los números programados y llama al primer número memorizado. Para evaluar si se trata o no de un intento de robo, la tranca permite escuchar a distancia, en tiempo real, lo que está sucediendo en el ambiente en el que está instalada.

La Tranca Universal electrónica Viro cuenta con un sensor de vibración antiintrusión, un marcador telefónico GSM y un micrófono de escucha ambiental.

La Tranca Universal electrónica Viro cuenta con un sensor de vibración antiintrusión, un marcador telefónico GSM y un micrófono de escucha ambiental.

Para proporcionar aún más seguridad, las trancas se pueden instalar por pares, colocándolas en horizontal en la parte superior e inferior de la puerta para blindarla (tranca fija, ajustable y universal) o en vertical (tranca universal). La presencia de una cerradura adicional ofrece la ventaja añadida de permitir una gestión diferenciada de las llaves. Por ejemplo, si en la casa deben entrar empleados domésticos u otras personas ajenas se puede cerrar una sola de las 2 trancas y entregar a la persona en cuestión solo esa llave, o bien se pueden cerrar ambas trancas cuando no se quiere permitir el acceso.

Comprar una tranca mecánica (o incluso un par de trancas) resulta más económico que comprar e instalar una puerta blindada, aunque la cerradura sea de mala calidad. En cambio, el resultado global en términos de seguridad es, cuanto menos, parangonable al de una puerta blindada de clase 1, que está certificada para resistir solo a la fuerza física de quien intenta abrirla. Pero el resultado puede ser incluso superior,dado que combinando la tranca con el cilindro adecuado también se mejora la resistencia a las técnicas de apertura con destreza, como el lock picking o la llave bumping. Si, además, consideramos la posibilidad de combinar la resistencia mecánica y la prevención de los robos que ofrece la alarma integrada en su versión electrónica, en un espacio reducido y sin cableado, es fácil entender cómo una buena tranca puede ofrecer una seguridad excelente sin necesidad de cambiar la puerta existente.

Consulta el catálogo de las trancas Viro

Mira cómo se instala la Tranca Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


6 × tres =